Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los tesoros acuíferos de Oviedo: El cántaro iba en la ciudad a 341 fuentes

Un veterano senderista elabora un estudio con todos los manantiales y surtidores hallados en sus rutas por el concejo durante las últimas tres décadas

8

Fuentes de Oviedo

Dejar testimonio para generaciones venideras, ayudar al Ayuntamiento de cara a futuras rehabilitaciones y evidenciar la riqueza del municipio en cuanto a infraestructuras acuíferas del municipio se refiere. En esos tres ejes basa Juan Calvo, funcionario jubilado, los motivos que le han llevado a plasmar en una guía las fotografías y pequeñas descripciones y apuntes históricos de las 341 fuentes, pozos y surtidores del municipio conocidos a lo largo de rutas a pie por el concejo realizadas desde la década de los noventa. El documento, de 343 páginas, ya ha sido entregado al Alcalde, el popular Alfredo Canteli, quien se comprometió a utilizar los datos recabados tanto para acometer posibles mejoras en las fuentes más deterioradas como para organizar una ruta que recorra esas instalaciones.

En el documento, que cuenta con un prólogo del presidente de la Asociación Astur-Leonesa Amigos del Camino de Santiago, José Luis Galán, se incluyen desde la fuente ornamental del Museo Arqueológico, cuyos orígenes podrían estar en el siglo IV, hasta todas los surtidores del Campo San Francisco o las decenas de caños repartidos por el monte Naranco. “El Naranco es el gran manantial de la ciudad”, explica Juan Calvo sobre la abundante existencia de este tipo de canalizaciones y surtidores repartidos alrededor de la enorme falda del totémico monte ovetense.

Paco García, a la izquierda, y Juan Calvo mostrando una de las 341 fuentes recogidas en la guía de este último.

Calvo contó para esta aventura con la colaboración de Francisco García, uno de los fundadores del grupo Andarines del Centro Asturiano. Ambos, durante décadas, se han pateado todos los rincones del Oviedo urbano y rural. “Yo le animé a recogerlo todo en una guía porque sus conocimientos son enormes”, indicó García sobre el trabajo realizado por un Juan Calvo que echa de menos un mayor cuidado de las construcciones realizadas durante siglos y siglos para regar la ciudad fundada por los monjes Máximo y Fromestano allá por el año 761.

La guía está pensada para acabar con falsos mitos. “La gente llama fuente Los Pastores a la de la Viña, pero la de los pastores está en otro lado y es una gran desconocida”, apunta Francisco García sobre un error histórico que confían en corregir gracias a este estudio, al igual que las falsas creencias sobre las propiedades del agua de determinadas fuentes. “La de Pumarín es muy utilizada, pero la gente no sabe que está enganchada a la red y de el emana la misma agua que sale por el grifo”, coinciden ambos senderistas, confiados en que el equipo de gobierno municipal sea sensible con su causa. “Canteli es muy cumplidor y seguro lo tiene en cuenta”, apunta García tras entregar una copia del trabajo de Juan Calvo al regidor, el cual lo trasladó a su vez al asesor José Ramón Pando para su estudio a fondo.

Entre los grandes descubrimientos, el autor destaca el Anillo de la Granda, una conducción construida en tiempos de Alfonso II para traer agua a la ciudad aprovechando la orografía de San Cipriano. “Es una infraestructura muy interesante, pero para visitarla ahora hay que entrar en fincas particulares”, indica Calvo, entusiasmado con la posibilidad de que su modesto legado investigador contribuya al mantenimiento de estos elementos olvidados en muchos casos.

Compartir el artículo

stats