Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Mediavilla, director general de Iberik Hoteles: “Asturias no puede plantearse un futuro sin contar con el sector turístico”

“El viajero del mundo pos-covid buscará seguridad sanitaria, naturaleza, proximidad, atención personalizada y sostenibilidad”

Antonio Mediavilla, director de Iberik Hoteles.

Antonio Mediavilla, director de Iberik Hoteles. Luisma Murias

Antonio Mediavilla Fernández (Oviedo, 1967), diplomado en Turismo por la Universidad de Oviedo, es el director general de Iberik Hoteles, la nueva cadena que gestiona el Hotel Santo Domingo de Oviedo. Mediavilla, hasta ahora director comercial de OCA Hotels, con una amplia experiencia de gestión en cadenas, como Meliá y Hotusa, (con ambas fue director comercial del Hotel de la Reconquista), se incorpora a un proyecto que también ha asumido el Balneario de Augas Santas (en la Ribeira Sacra Lucense), Casa da Barreira en Triacastela (Lugo) y el Balneario de Rocallaura (en Lérida).

–¿Es un buen momento para aventuras en el sector hotelero?

–Si lo planteamos desde un punto de vista empresarial a corto plazo seguramente lleguemos a la conclusión de que no es el momento idóneo para el emprendimiento en el sector. A nosotros nos gusta más un planteamiento a medio y largo plazo, en el que sí vemos oportunidad de negocio. Desgraciadamente, la pandemia nos ha posicionado en números que nunca habríamos imaginado, con descensos del 80% tanto en ingresos como en número de turistas. Esta crisis global reposicionará a nuestro sector y nosotros debemos decidir si continuamos en la línea anterior o si nos adaptamos a la nueva situación y nuevos escenarios. Iberik Hoteles inicia su aventura con un claro afán de adaptar su negocio a esta nueva situación a través de una serie de pilares que conformarán nuestro desarrollo empresarial: formación, tecnología, mejora de las instalaciones, nuevos segmentos de mercado y mercados de proximidad.

–Defina la filosofía de la nueva cadena que dirige.

–Servicio, respeto, sostenibilidad, tecnología y formación. Perseveramos en la idea de aportar valor a la sociedad a través de la excelencia en el servicio.

–Al negocio hotelero le aguardan muchos cambios...

–Nos enfrentamos a importantes cambios en el sector del alojamiento. Debemos ofrecer seguridad frente al covid, con protocolos sanitarios en nuestros establecimientos; acceder a plataformas que faciliten los trámites sin contacto personal y que nos ayuden a desarrollar estrategias de ventas adaptadas a la nueva situación del mercado. A ello se une la mejora de las Instalaciones por medio de ayudas públicas e inversión privada; la formación de nuestros equipos que los convierta en verdaderos profesionales del sector en el siglo XXI y nuevas estrategias de venta para nuestros segmentos de mercado.

–El presidente de Hotusa dice que España sin turismo sería un país en decadencia, ¿está de acuerdo con esa afirmación tan drástica?

–No solo Amancio López reconoce que España sin turismo se convertiría en un país con escaso proyecto de futuro; los grandes empresarios y referentes de nuestro sector (Escarrer, Fluxá y Riu, entre otros, destacan la importancia vital del turismo y en concreto, del Alojamiento en la actividad empresarial de nuestro país. No podemos olvidar que el sector, a través de todas sus vertientes, supone el 14% del PIB nacional, con 2,5 millones de trabajadores. A partir de aquí, podemos plantearnos algunas cuestiones : ¿qué tipo de revolución industrial debería producirse en España si desaparece el turismo ? Dónde tendrían cabida esos 2,5 millones de trabajadores?

–¿Y Asturias?

–En Asturias se refleja claramente la situación nacional; aquí el turismo representa casi el 12% del PIB por lo que la desaparición sería una catástrofe para nuestra región. La reconversión minero-industrial del siglo XX llevó al auge al sector servicios en Asturias; no podemos plantearnos un futuro asturiano sin turismo.

–La actual política de ayudas (con la posibilidad de la llegada de nuevos fondos europeos) ¿es suficiente para mantener cierto equilibrio en el sector hotelero?

–Es totalmente insuficiente la actual política de ayudas programadas para un sector en el que el 62% de los trabajadores están afectados por ERTE y el 85% de las empresas han estado cerradas, sin ingresos durante al menos un año desde el comienzo de la pandemia.

–Los alojamientos siguen siendo uno de los ámbitos de actividad más golpeados por las circunstancias sanitarias.

–Los paquetes de ayudas aprobados, nacionales y regionales, además de llegar tarde, no alcanzan para paliar las pérdidas en las que han incurrido nuestras empresas. El sector ha solicitado por activa y por pasiva planes de ayudas económicas planificados por descenso de ingresos, por nivel de gasto, por importancia estratégica, pero desgraciadamente no han tenido mucho éxito entre los responsables de establecer dichas ayudas.

–Tal vez podrían articularse otro tipo de apoyos.

–Por supuesto. No nos limitamos exclusivamente a solicitar ayuda económica; se puede ayudar al sector de muchas formas : eliminando impuestos de servicios no utilizados como las tasas de basuras, reducción del IBI como consecuencia de inactividad forzosa. Un hotel con una superficie de 3.000 metros cuadrados paga de IBI unos 80.000 €euros. Imagine hacer frente a esos gastos en un panorama como el actual.

–¿Qué buscará el viajero del futuro en un escenario pos-covid?

–A corto y medio plazo buscará seguridad sanitaria, naturaleza, proximidad, atención personalizada y sostenibilidad; todas ellas, son directrices incluidas en el plan estratégico de Iberik Hoteles y que, junto a formación, mantenimiento del empleo y tecnología, estamos seguros de que ayudarán al desarrollo de la compañía.

–El grupo hotelero que lidera está avalado por conocidos financieros vinculados a Asturias...

–Los inversores que avalan el proyecto son de origen gallego, en concreto de Lugo y Orense, con lazos familiares en Asturias y con una gran ilusión por crecer en ambas comunidades autónomas.

–La verdad es que usted contagia ilusión y entusiasmo.

–Quiero mandar un mensaje de ánimo a este querido sector. La profesionalidad de todos los que lo conformamos ha llevado a situar a España como el segundo país receptor de turismo en el mundo. Toda esa experiencia y trayectoria nos ayudará a salir de esta situación más reforzados y con ilusiones renovadas.

–¿Qué tipo de cliente buscan?

–El perfil varía en función del producto. El cliente de balneario está basado en segmentos de ocio: parejas, familias, seniors, turismo de salud y en los segmentos que denominamos MICE (Reuniones, convenciones y viajes de incentivo de empresas). Para estos establecimientos es fundamental la reanudación de los programas termales del Imserso y de las administraciones regionales y locales. Para nuestros hoteles urbanos los segmentos que buscamos básicamente son el cliente que viaja por motivos laborales y que se aloja de lunes a jueves y el segmento ocio para los fines de semana además de los grupos turísticos que viajan para conocer el destino y sus áreas de influencia.

–¿Barajan nuevos proyectos en Asturias?

–Actualmente barajamos dos nuevos proyectos en Asturias, tanto en régimen de management como de arrendamiento. En concreto, nuestros estudios en la región pasan por asentarnos en Gijón y en Avilés, ciudades que vemos estratégicas en la expansión de la compañía tanto por el conocimiento que tenemos de sus poblaciones como de sus posibles mercados emisores. Creemos en Asturias, en sus posibilidades empresariales y en el desarrollo de planes público-privados que ayuden al desarrollo del sector en la región.

–¿Y en otras zonas de España?

–Nuestro nombre, Iberik, además de intentar reflejar las bondades del sector turístico nacional, transmite un proyecto de crecimiento en la Península Ibérica y eso incluye tanto el territorio nacional como Portugal. También tenemos propuestas para otras zonas del Norte, Sur e islas.

Compartir el artículo

stats