El acusado de traficar con drogas cuando regentaba un hotel en la calle Jesús Sáenz de Miera de Oviedo en 2019 reconoció esta mañana los hechos y aceptó una pena de tres años de cárcel evitando ser juzgado por la sección tercera de la Audiencia Provincial de Asturias. El procesado asumió también el pago de una multa de 5.400 euros.

La investigación de los hechos juzgados se remonta a octubre de 2019 cuando la Guardia Civil practicó un registro en las instalaciones y halló 100 gramos de cocaína, parte de la cual estaba en bolsas individuales dispuestas para su distribución, así como 169 gramos de hachís y un total de 5.960 euros en metálico.

Fruto del registro fueron detenidas dos personas, un hombre que por entonces tenía 65 años y otro de 28. El segundo quedó en libertad tras declarar, mientras que el primero de los arrestados estuvo privado de libertad por esta causa desde el 16 de octubre de 2019 hasta enero de 2020 y es el único acusado por la Fiscalía.

Hallazgos

El fiscal sostiene que, el 16 de octubre de 2019, la Guardia Civil realizó una inspección en un hotel regentado por el acusado, donde se encontró tres porciones de hachís en el interior de un estuche en un cajón del mueble de cafetería; trece envoltorios de cocaína en un estuche de gafas en el interior de un cajón del mueble de cafetería; 47 envoltorios de cocaína en la estantería superior de la cocina; un trozo de hachís en el interior de una ensaladera de metal; y 14 trozos de hachís en el interior de una lata de metal en el mueble inferior de cocina.

Una vez analizadas las sustancias incautadas por los agentes, resultaron ser 39,5 gramos de cocaína, con una riqueza del 38,8%; 50,6 gramos de cocaína, con una riqueza del 33,7%; y 165,94 gramos de hachís. Todas ellas iban a ser vendidas por el acusado a terceras personas y hubieran alcanzado un valor de 5.344,436 euros.

La Fiscalía consideraba que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública, en forma de sustancias que causan grave daño a la salud, por lo que pedía una condena a cuatro años y medio de prisión y una sanción de 16.032 euros.