La activista pakistaní Malala Yousafzai fue galardonada en 2014, cuando solo tenía 17 años, con el premio Nobel de la Paz tras sobrevivir a un atentado talibán por denunciar la discriminación que sufren las mujeres que viven en los territorios dominados por los fundamentalistas. A este referente global que ya es Malala Yousafzai se han dirigido los alumnos del colegio La Milagrosa de Oviedo, que le han escrito a la activista una serie de cartas tras visionar un documental sobre su vida.

En la actividad, se ha puesto de relieve una vertiente crucial de la lucha de Malala Yousafzai, como es su denuncia de cómo los talibanes prohiben a las mujeres acceder a la educación. “En nuestras cartas le hemos mostrado nuestro apoyo a su trabajo y la hemos felicitado por su labor humanitaria”, señalan desde el centro.

Las misivas, escritas todas ellas en inglés, agradecen a la activista su lucha y demuestran la admiración que le profesan los escolares de La Milagrosa. “Dear Malala”, comienza una de esas cartas, de una alumna de trece años que se emociona ante “the power you pass on, your strength and how you could deal with your problems and move on”. Traducido, ante “el poder que transmite, su fuerza y​cómo pudo lidiar con sus problemas y seguir adelante”. Unos valores que la convierten en “una inspiración para las chicas jóvenes que están en la misma posición en la que usted estuvo”. La misiva concluye con el deseo de la alumna de que la premio Nobel pueda leer la carta, tras decirle que “siempre será una inspiración para el mundo entero”.