Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El orgullo de la Policía Local de Oviedo: homenaje a los agentes que salvaron a dos mujeres

El Alcalde de Oviedo recibe a Alejandro González y Rodrígo Rodríguez, los héroes del incendio de Comandante Caballero: “Sois un ejemplo”

Por la izquierda Alejandro González, Alfredo Canteli, Rodrigo Rodríguez y Jose Ramón Prado.

Por la izquierda Alejandro González, Alfredo Canteli, Rodrigo Rodríguez y Jose Ramón Prado.

“Sois un orgullo para todos los ovetenses y un ejemplo a seguir para vuestros compañeros”. Así, con respeto y palabras elogiosas, recibió ayer el alcalde de Oviedo a los dos policías municipales que el pasado lunes le salvaron la vida a una mujer de 64 años que permanecía en el interior de una de las habitaciones de su vivienda –en el número 11 de la calle Comandante Caballero– mientras la casa ardía en llamas y el fuego envolvía la habitación en la que se encontraba. Alejandro González y su compañero Rodrigo Rodríguez también rescataron a la madre de la afectada, que tiene 88 y se encontraba tirada en el portal cuando ambos llegaron al lugar del suceso.

Los hechos ocurrieron alrededor de la una menos diez de la madrugada. Los policías se encontraban haciendo la ronda cuando les entró el aviso desde la sala del 092. Al llegar al portal, Alejandro González se quedó con la mujer de 88 años, que estaba muy aturdida, y Rodrigo Rodríguez subió las escaleras hasta el segundo piso, donde alcanzó la vivienda en la que se registró el incendio. La puerta estaba abierta y vio que el asunto era grave. Entró agachado porque el piso ya estaba invadido por un humo denso y escuchó los gritos de la mujer. “La vi sentada en la cama y en medio de una bola de fuego. En la habitación había muchos libros y revistas acumulados y todo estaba ardiendo”, explicó al día siguiente a través de las páginas de este diario. “Como veía que arrastrándola no podía, la cogí en brazos. Me costaba mucho respirar y el humo nos ahogaba, pero al final logré sacarla”, añadía Rodríguez.

Alfredo Canteli entregó a cada uno de los agentes una placa “en reconocimiento a su valerosa intervención” y destacó “el coraje y la valentía” de ambos policías locales. El Alcalde de Oviedo les dio su “sincera enhorabuena” y las gracias “en nombre del Ayuntamiento, de toda la corporación, de la Policía Local y de la ciudad, por el enorme compromiso que muestran cada día, tanto Rodrigo y Alejandro como el resto de agentes del cuerpo”, dijo. “Tenéis un cargo y un trabajo precioso y os animo a seguir trabajando así. Tenéis que ir presumiendo, y con razón, de que sois policías locales de Oviedo y de que estáis haciendo las cosas tan bien como lo habéis hecho hasta ahora”, añadió Canteli. “En nuestra ciudad podemos sentirnos muy orgullosos y satisfechos de la Policía Local que tenemos”, sostiene el Alcalde.

Compartir el artículo

stats