Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tripartito tendrá que sentarse en el banquillo tras una larga batalla en los juzgados

Juicio oral contra Wenceslao López y nueve concejales de su equipo de gobierno acusados de prevaricación por el "Mercau de la Gascuña"

Asistentes al “Mercado de Gascuña” en el año 2017.

Asistentes al “Mercado de Gascuña” en el año 2017.

El exalcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, y otros nueve concejales del anterior Gobierno tripartito –integrado por PSOE, Somos e IU– se sentarán en el banquillo de los acusados para enfrentarse a supuesto delito de prevaricación. La titular del Juzgado de Instrucción número tres de Oviedo acaba de ordenar la apertura de juicio oral contra López y su equipo de Gobierno por permitir que se celebrase el mercado de Gascona a pesar de que, presuntamente, contaban con informes desfavorables de los técnicos municipales. La Fiscalía del Principado de Asturias solicita nueve años de inhabilitación para Wenceslao López y los siguientes ediles del tripartito: Ana Taboada, Rubén Rosón, Nacho Fernández del Páramo y Mercedes González, de Somos; Ricardo Fernández, Marisa Ponga y Ana Rivas, del PSOE, y Roberto Sánchez Ramos e Iván Álvarez, de IU.

El procedimiento parte de una denuncia de los vecinos de la calle Gascona y tiene su origen en la Junta de Gobierno Local celebrada el 2 de marzo del año 2018, una reunión en la que estaban presentes todos los acusados y en la que se acordó, por unanimidad, autorizar a la Asociación de Hosteleros de Gascona la ocupación de la vía pública para la celebración del llamado “Mercau de la Gascuña” el primer domingo de cada mes. Según se recoge en el escrito del fiscal, el exalcalde y el resto de integrantes de su equipo de Gobierno concedieron la autorización pese a que era contraria a la Ordenanza Municipal Reguladora de las Ocupaciones de Espacios Públicos y a la Ordenanza Reguladora de la Venta Ambulante. “Los acusados tomaron esta decisión “atendiendo a su mera voluntad personal, con pleno conocimiento de actuar al margen de la legalidad y en contra de los informes técnicos que figuraban en el expediente administrativo, todos ellos contrarios a la autorización, sin motivar mínimamente la razón de que les llevaba a concederla y sin otro fundamento que el designio inevitable de los acusados de autorizar a toda costa el evento, comprometiendo con ello seriamente los intereses de terceros, incluso la seguridad pública”, recoge el escrito de la Fiscalía.

Denuncia vecinal

La apertura del juicio oral contra los miembros del anterior tripartito llega después de una larga batalla mantenida en los juzgados con los vecinos de la calle Gascona, representados por el despacho de abogados De la Iglesia y Teijelo. Los vecinos entienden que el Gobierno de Wenceslao López autorizó actividades al lado de sus casas que no cumplían con la normativa. Demandaron al Ayuntamiento tanto por el “Mercado de Gascuña” como por la Preba de la sidra –por la vía contencioso-administrativa–, pero sólo la primera denuncia se abrió camino en los juzgados por la vía penal. Por dos veces, la jueza de instrucción del número tres de Oviedo decidió archivar el caso, y por dos veces, instancias jurídicas superiores le mandaron retomarlo. En la primera ocasión llegaron a prestar declaración todos los miembros del anterior equipo de gobierno. La jueza lo archivó de nuevo, al concluir que no había causa penal posible, solo un error en un trámite administrativo, pero no “una conducta prevaricadora penalmente sancionable”. La Audiencia concluyó lo contrario, que la ilegalidad era tan flagrante que obligaba a reabrir el caso y explorarlo hasta el final. Tras esa orden, la jueza mandó a Fiscalía que presentara su escrito. Ahora, después de que en enero la Audiencia rechazase el recurso de apelación planteado por los acusados, Wenceslao López y sus concejales tendrán que sentarse en el banquillo.

Compartir el artículo

stats