Oviedo exige una respuesta del Principado a su propuesta para acabar con la semipresencialidad en los centros de Secundaria del municipio. La concejal Lourdes García (Cs) remitió hace dos semanas a la consejería de Educación un documento ofreciéndole al Principado espacios en seis centros sociales del municipio, veintiún salas que ahora están sin uso por la pandemia y que podrían convertirse en aulas provisionales para los institutos que se ven obligados a enviar a sus alumnos a casa varios días a la semana para cumplir con las medidas sanitarias.

La consejera de Educación, Carmen Suárez, se comprometió a estudiar si esos espacios cumplen con los requisitos para albergar a los alumnos, pero por el momento no hay respuesta. “Ofrecimos una solución de emergencia para salvar al menos el último trimestre del año y aún no nos han dicho nada. La propuesta de Oviedo es razonable y solventaba el problema, en parte, en algunos institutos. En otros municipios, como Siero, sí que se han habilitado estas aulas provisionales. Oviedo no debería quedar al margen”, dice García.