Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tragedia de Las Regueras que segó la vida de Juan e hirió a tres personas, entre ellas un niño de 8 años

El fallecido, J. F. F., de 59 años y vecino de Oviedo desde hace años aunque natural de la zona en la que se produjo el siniestro, iba hacia El Escamplero cuando impactó con el turismo de una familia

La carretera en la que tuvo lugar el fatal accidente.

La carretera en la que tuvo lugar el fatal accidente.

Un conductor natural de Las Regueras aunque residente en Oviedo desde hace tiempo, Juan F. F. de 59 años, falleció ayer tras sufrir un choque frontal contra otro vehículo en el que viajaba una familia cuando circulaba en sentido hacia El Escamplero, en el concejo de Las Regueras. La mujer, de 55 años también resultó herida de gravedad, mientras que dos de los ocupantes del otro turismo, entre ellos un niño de 8 años, sufrieron contusiones de poca consideración. Los vecinos de la zona aún están consternados por lo sucedido. Juan y su pareja eran dos personas más que conocidas en Las Regueras. Él, de hecho, había nacido allí aunque se mudó a la capital hace años. A pesar de la distancia no había perdido la conexión con la zona. Allí, a su casa de Andallón, se le podía ver los fines de semana, acompañado de su pareja, alternando con los vecinos.

El siniestro tuvo lugar, según informaron a este periódico fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil, a las 20.20 horas, en una zona de curvas bastante pronunciadas, justo donde acaba el pueblo de Gallegos, en sentido hacia El Escamplero. Por causas que se desconocen ambos turismos impactaron casi frontalmente, resultando el conductor del vehículo que subía el peor parado. Según fuentes de la investigación, el varón, Juan Fernández Fernández, murió prácticamente en el acto, mientras que su pareja, de 55 años, fue trasladada al HUCA con un traumatismo abdominal grave.

Trasladados al hospital

A pesar de lo aparatoso del accidente, los ocupantes del otro vehículo resultaron prácticamente ilesos. V. A. G., de 40 años, se quejó de un golpe en la rodilla, mientras que el niño de 8 años tan solo se quejó de dolores en el tórax. Ambos fueron llevados en el mismo vehículo medicalizado al hospital, donde al cierre de esta edición se les practicaban las pruebas para determinar el alcance de sus golpes.

La noticia del accidente sentó como un duro golpe en el concejo de Las Regueras, donde el fallecido, a pesar de ser de Oviedo, tenía muchos conocidos. Hace escasos años trabajó en un plan de empleo del Ayuntamiento del concejo reguerano y junto a su pareja tenía una segunda vivienda en el municipio, a la que posiblemente se desplazaban en el momento del fatal suceso.

Las labores de rescate del cuerpo se alargaron más de lo previsto, pues debido a los daños que presentaba el turismo fue necesaria la intervención de los Bomberos de Asturias. Del mismo modo, varias unidades de la Guardia Civil de Tráfico fueron movilizadas tanto para esclarecer las causas del accidente como regular el tráfico, pues se trata de una carretera estrecha y con bastantes curvas en la que fue necesario desplegar una abundante señalización para tratar de evitar más siniestros.

El tráfico fue restablecido pasadas las diez y cuarto de la noche, si bien la avería de otro vehículo que se quedó sin batería cuando pasaba por la zona, obligó a los guardias civiles a permanecer en el lugar del accidente durante varios minutos más. La propia alcaldesa de Las Regueras, la socialista María Isabel Méndez, se personó en el lugar de los hechos cuando ya estaba oscureciendo y mostró su conmoción por la pérdida de un conductor al que conocía de su etapa como empleado municipal temporal.

Compartir el artículo

stats