Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo solicitará 111 millones de los fondos europeos a través de 25 proyectos

Regenerar los barrios, adecuar el entorno del Prerrománico y avanzar en movilidad sostenible, planes municipales para las ayudas de Bruselas

Una zona del barrio de Ventanielles

Una zona del barrio de Ventanielles Irma Collín

Oviedo ya ha hecho los deberes con Europa. El Ayuntamiento ya tiene claro en qué quiere convertir la parte que le toque del maná europeo conocido como plan de recuperación, transformación y resiliencia. El equipo de gobierno ya maneja un inventario definitivo de proyectos que llevar a Bruselas y, sobre la base de dicho documento, se verá lo que termina llegando a las arcas municipales. De dicho inventario se desprende que, en total, se pedirán unos 111 millones de euros repartidos entre veinticinco proyectos. El grueso del importe se lo llevan los barrios, que recibirían una inyección de 48 millones. Los planes para Ventanielles (18 millones), el Oviedo Antiguo (12), Guillén Lafuerza (7) , Teatinos (6) y Vallobín (5) tratarán de regenerar los barrios, tanto los espacios públicos como los edificios. Pero también hay varios proyectos de movilidad sostenible que sumarían una inversión de 24,5 millones de euros, además de planes de eficiencia energética, recuperación ecológica y la recuperación del entorno del Prerrománico (5 millones). Todo esto, que el Ayuntamiento debería entregar en los próximos días a Moncloa, intermediario con Europa, deberá ser desarrollado y aprobado antes por ambas instituciones.

La idea principal de lo proyectado para los barrios incluidos en las “grandes partidas” es su rehabilitación energética. Para ello, se actuará en las fachadas y cubiertas de sus edificios, se instalarán sistemas centrales de calefacción y calderas eficientes. Pero la idea va más allá, y también se tratará de rehabilitar los espacios públicos, reformando calles y plazas y renovando pavimentos y mobiliario urbano. Estas actuaciones son similares a otras que se están dando a conocer en otros ayuntamientos españoles en los últimos días. El caso del casco histórico es algo distinto. El Consistorio tratará de lavarle la cara al Antiguo de manera integral. El montante solicitado para ello incluye también la renovación de pavimentos y la rehabilitación sostenible de edificios; pero incorpora la instalación de cámaras de vigilancia, una mejora de la iluminación y el desarrollo de un Plan Especial para la protección del casco viejo y su desarrollo urbanístico.

Oviedo solicitará 111 millones de los fondos europeos a través de 25 proyectos

Oviedo solicitará 111 millones de los fondos europeos a través de 25 proyectos

El Naranco es otro de los puntos concretos en los que el documento hace especial hincapié y al que se destinarían unos 5 millones. Según una de estas partidas, el Ayuntamiento estaría estudiando la posibilidad de crear un parque en el entorno de las joyas del Prerrománico, donde también se desarrollará un Plan Especial, un modelo que se replicaría en los Meandros del Nora. La creación de rutas peatonales y “biosaludables” se llevaría un millón y medio de euros. Además, con otros dos millones de euros, se proyecta una “vía Prerrománica”, una serie de corredores peatonales que unirían la ciudad con los monumentos.

El alcalde, Alfredo Canteli, manifestó ayer que Oviedo va a ser “proactivo” a la hora de captar fondos europeos. Según el Regidor, “todos los proyectos que se están estudiando se ajustan a las condiciones de la convocatoria”. Aunque quiso lamentar “el contexto de incertidumbre en que se encuentra este plan, ya que no se conoce aún cuándo va a salir la convocatoria, ni cuáles van a ser los criterios para seleccionar proyectos”. Así, el equipo de gobierno habría hecho “todo lo posible”, definir los proyectos “que Oviedo necesita”.

En el desglose de los planes también aparecen intervenciones “menores” en otros barrios. De una partida denominada “movilidad vertical en Ciudad Naranco, Montecerrao y Argañosa” se deduce que el Consistorio planea instalar elementos que ayuden a sortear las cuestas. La Argañosa y Vallobín vuelven a aparecer, esta vez con un proyecto para coser los barrios a través de pasarelas e itinerarios peatonales, a lo que se dedicaría un millón de euros. Bajo el concepto “humanización de la Ronda Sur” se destina otra partida de cuatro millones para integrar los barrios. El Campo San Francisco también podría recibir una buena suma de ceros. El Consistorio planea solicitar hasta seis millones de euros para su “plan de recuperación” del pulmón verde, buena parte de este dinero estaría destinado a su iluminación y obras para facilitar un “drenaje sostenible”. También se recogen partidas ya conocidas como la mejora de le eficiencia energética de los edificios municipales o la creación de una red fotovoltaica municipal para suministrar energía a los edificios públicos.

Antes de que esto se haga realidad, por el camino quedan muchos escollos, algunos muy lejos de la capital asturiana. El Tribunal Constitucional alemán, por ejemplo, podría llevar los planes al traste si termina impidiendo que Europa se endeude para llenar de dinero los bolsillos de los Estados Miembros. Otro condicionante estará en la Moncloa, que esta semana deberá mandar a Bruselas la petición conjunta de los proyectos a los que optan las empresas y las administraciones de nuestro país. Pero lo expertos advierten, los fondos están pensados más para las empresas que para las administraciones públicas.

Compartir el artículo

stats