Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

camín real

Monasterios medievales

San Juan de Trasmonte, San Martín de Escamplero y Santa María de Valsera conforman un rastro de cenobios hoy desaparecidos del territorio

Antigua iglesia de Santa María de Valsera, en una imagen de los fondos fotográficos del RIDEA.

Antigua iglesia de Santa María de Valsera, en una imagen de los fondos fotográficos del RIDEA.

El monasterio de San Juan de Trasmonte aparece citado en el testamento de los hijos de Fruela Osoriz, Osorius, Pelagius y Geloria Frolilaz, fechado el 8 de abril de 1086: «In territorio de Planera de Oueto iusta flumine Triale in monasterio de Sancti Iohannis de Transmonte et omnibus uilis suis pernominatis Carualiare, ecclesiam Sancti Petri cum sus uilla Sauto Aquera et ecclesiam Sancti Iuliani cum sua uilla et ecclesiam Sancti Uicenti cum sua uilla et cum suis» (Colección de documentos de la Catedral de Oviedo, 1962, Santos García Larragueta). El monasterio estaría probablemente donde la actual iglesia parroquial de Trasmonte que es de las más bonitas del concejo. Es de planta de cruz latina con una sola nave, ábside cuadrado con sacristía adosada en el testero y no en un lado, como es lo normal, torre a los pies levantada sobre arcos y cabildo. El pórtico sur se apoya sobre columnas de hierro y no de piedra o madera como correspondería al modelo popular.

El río Triale es el río de Cogollo, llamado actualmente La Trieme. Las villas citadas se corresponden con Carbayal en Ania, la iglesia de San Julián de Viado, la iglesia de San Vicente, identificada en Agüera gracias a las respuestas del Catastro del Marqués de la Ensenada de 1752, y la villa del mismo nombre, la iglesia de San Pedro en Alceo, ya que allí, junto al camino real, hubo hasta principios del siglo XX una capilla con esta advocación y la villa de Soto. El monasterio vuelve a citarse en 1104 en el testamento de Gontrodo Osoriz, llamada Sol, que da a la iglesia de Oviedo diversos monasterios y villas.

El monasterio de San Martín de Escamprero se cita en 1097: «Item illo monasterio Sancti Martini qui est fundatus in uilla Scampriario, super flumine Naura…» Era propiedad de Pedro Ectaz, que lo dona a la iglesia de Oviedo. No sabemos dónde pudo estar ubicado. Era frecuente la advocación a San Martín en el Camino de Santiago. Precisamente su veneración entró en España a través de esta ruta.

En Las Regueras, aparte de este monasterio se celebraba San Martín en la parroquia de Valduno, donde había una capilla dedicada a él y en la parroquia de Biedes, donde es el patrono. La primitiva iglesia estaba situada en la ería de San Martín en La Estaca, documentada en el año 926. Justamente en esta ería fue descubierta la villa romana de San Martín de la Estaca.

El monasterio de Santa María de Valsera tenía anejos los lugares de Escamplero, Rañeces, Quexo, Pumeda y Gallegos. Era propiedad de Pedro Ectaz en el año 1097. Desconocemos su ubicación, seguramente donde la primitiva iglesia en el pueblo de Valsera, que dejó de estar en uso en 1930 cuando se inauguró la nueva en Escamplero.

Esta iglesia la describe Fernández Ladreda en la obra “Asturias” de Bellmunt y Canella, como el edificio principal del concejo: “De arquitectura bizantina, ábside semicircular flanqueado por bellas columnas, sencilla pero elegante portada, hermosos capiteles en el arco toral del presbiterio y, a la parte del evangelio esta inscripción del siglo XV: «In petri dedicatio. Nobilis Tamargo sugeri Sancti Rector Johanis XI die mensis julii. anno Domini millesimo CCCº LXIIIº».

Compartir el artículo

stats