Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De Lillo revisa 40 años de trayectoria artística en “Piel de oficina”

“Zelig series”, collage sobre papel de Pablo de Lillo.

“Zelig series”, collage sobre papel de Pablo de Lillo.

El artista y galerista ovetense Pablo de Lillo ha aprovechado la ralentización del circuito de arte por la epidemia de covid para revisar su propia obra, un ejercicio que se ha materializado en una exposición, “Piel de oficina”, que inaugurará el próximo viernes, a las 18.00 horas, en su propio espacio, Estudio Pablo de Lillo, en Oviedo.

El artista cuenta que el tiempo y la atención que ha dedicado a su obra, que se extiende durante los últimos 40 años, le han ayudado a “buscar el hilo común” entre todas esas piezas que guarda en el almacén. Hay esculturas, dibujos y collages. Contemplar toda esa producción artística, generada en momentos tan distantes de su vida y su carrera, conviviendo en un espacio común le ha permitido apreciar “hasta qué punto ciertas constantes se mantienen o no en mi obra con el tiempo”.

La serie “Meteorologías”, la creación más antigua que expondrá en “Piel de oficina”, fue seleccionada para la Muestra de Artes Plásticas del Principado, allá por los años noventa, y resultó, según el autor, “una obra incomprendida” que, sin embargo, contiene “el germen” de mucho de lo que vino después. De Lillo y su arte ya no son los mismos. “Subjetivamente, el cambio más importante que aprecio es la paulatina ligereza. Con veintitantos años la obra nace con necesidad de afirmación y entre dudas. Luego te relajas, te centras en lo que te interesa y te apoyas en la obra anterior, el esfuerzo se va diluyendo, tienes menos miedos y disfrutas más”, explica.

Esa es la transformación que queda patente en su nueva exposición individual en Oviedo, donde no expone desde 2017, y con la mitad de las obras realizadas entre 2020 y 2021.

Compartir el artículo

stats