Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bailes a la sombra del Calatrava

Una treintena de niños del Cristo y Buenavista cubren el vacío de las actividades extraescolares con coreografías en espacios al aire libre

Por la izquierda, Sarah Samaniego, Jorge Iglesias, Olivia Petrelli, Sara Lamuño, Alma Dou, Inés del Coro, Nicolás Valle y Carla Úrculo, bailando ayer bajo las costillas del Calatrava. | Miki López

Por la izquierda, Sarah Samaniego, Jorge Iglesias, Olivia Petrelli, Sara Lamuño, Alma Dou, Inés del Coro, Nicolás Valle y Carla Úrculo, bailando ayer bajo las costillas del Calatrava. | Miki López

Divertirse, aprender y ayudar a los padres a conciliar frente al parón provocado por el virus en las actividades extraescolares. Una treintena de niños de los barrios del Cristo y Buenavista combaten el aburrimiento a base de coreografías junto a edificios emblemáticos de la ciudad. Ayer tocó la explanada situada bajo las costillas del Calatrava, pero la intención es culminar el trimestre con un vídeo recopilatorio de bailes que tendrán también como escenario de excepción los alrededores de Santa María del Naranco.

“Como los teatros están cerrados, decidimos llevar nuestros bailes a lugares al aire libre por aquello de la seguridad frente al coronavirus”. Macarena Fajardo lleva años organizando actividades extraescolares, el curso pasado estuvo presente en ocho centros públicos ovetenses, pero la irrupción de la pandemia mundial tuvo entre sus consecuencias la eliminación de gran parte de esta programación añorada tanto por los niños como por sus progenitores.

Los integrantes de los grupos de hip-hop y k-pop, posando ayer delante del Palacio de Congresos. | Miki López

Fajardo decidió emprender y abrir su propio centro de arte. Allí los niños acuden con aforos reducidos para pintar, aprender cosas nuevas y practicar distintos bailes. A día de hoy cuentan con tres grupos. Unos bailan hip-hop, otros k-pop, un género coreano al alza de rápidos movimientos, y el resto optan por una tercera vía más tranquila como el ballet.

“Mola mucho”

En las últimas semanas están grabando varias escenas junto a edificios emblemáticos de la ciudad y al final del trimestre prevén entregar a sus padres en forma de imágenes el resultado de su duro trabajo. “Está chupao y mola mucho”, indicó el pequeño Nicolás Valle tras completar una de las puestas de escena realizadas ayer bajo las indicaciones de la monitora Carla Úrculo junto al Palacio de Exposiciones y Congresos.

Los niños y niñas del hip hop se mostraron muy sueltos tras varios meses de ensayos, mientras que los del k-pop estuvieron animados y muy correctos a pesar de acumular escasas horas de adiestramiento. “Se portan muy bien y lo pasan en grande”, explicó Úrculo tras dirigir uno de los pases que llamaron la atención a varios peatones sorprendidos por encontrarse en medio del trayecto tal derroche de arte y diversión.

Compartir el artículo

stats