La patronal hostelera Otea aseguró ayer que su propuesta de establecer casetas gestionadas por profesionales del sector en once plazas del Antiguo para las próximas fiestas de San Mateo “solo busca ayudar a tener las mejores fiestas de San Mateo”, aunque recordó que la decisión última corresponderá al equipo de gobierno municipal. “Confiamos en que tomará la mejor decisión”, apuntó la asociación presidida por José Luis Álvarez Almeida.

Otea considera necesario “un cambio de modelo festivo” que suponga un revulsivo respecto al actual, instaurado hace 38 años, con el que admiten que nunca estuvieron conformes, aunque lo dicen sin referirse directamente a los chiringuitos históricos, cuyos titulares se manifestaron el pasado lunes acusando al Consistorio de querer privatizar las fiestas para favorecer a la patronal.

Desde el colectivo Otea defienden su idea inspirada en fiestas de gran éxito en capitales de provincia como Santander, Valladolid y Salamanca, basado en un mayor protagonismo de puestos dirigidos por hosteleros de las ciudades, como sucedió en la capital asturiana durante los últimos años en el paseo del Bombé, con gran acogida por parte de los ovetenses.

El equipo de Almeida cree que su será escuchada. “Confiamos en el equipo de gobierno del Ayuntamiento, formado por PP y Cs, porque siempre que hemos trasladado propuestas hemos llegado a un acuerdo”, indican desde la asociación empresarial.