Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aqualia estudia cómo devolver el agua a las fuentes de José Tartiere y el Angelín

La Junta de Gobierno aprobó ayer pedir a la concesionaria del servicio 550.000 euros correspondientes a la liquidación del año 2016

El conjunto escultórico en homenaje a José Tartiere.

El conjunto escultórico en homenaje a José Tartiere. LNE

Tras el encendido de las fuentes mayores del Campo San Francisco, las del paseo del Bombé, el equipo de gobierno se puso como objetivo repetir el éxito con el resto de surtidores del parque. Esta semana, desde la concejalía de Infraestructuras se le dio la orden a la empresa concesionaria de aguas (Aqualia) de devolverles el agua al resto de los ornamentos, en lo que ya están trabajando. Los trabajos se centrarán en las fuentes del Angelín, el estanque de Nuestra Señora de Covadonga, el monumento a Clarín y la estatua de José Tartiere. El objetivo de los técnicos de Aqualia, según fuentes de la empresa, es crear un circuito cerrado en estos surtidores para evitar un gasto innecesario de agua. Algo de lo que algunas carecen y por lo que su arreglo será más complejo de lo esperado.

Ayer, en la Junta de Gobierno se aprobó declarar lesiva la liquidación de 2016 del servicio de aguas, algo que ya se había adelantado desde la concejalía de Infraestructuras hace dos semanas. Según los técnicos del área, la contrata percibió de manera incorrecta unos 550.000 euros más de los que les correspondían por los servicios facilitados a lo largo del ejercicio. La declaración lesiva de la liquidación es una fórmula que persigue la devolución de ese dinero, respaldándose en informes de los funcionarios consistoriales. Tanto el PSOE como Somos reclamaron al equipo de gobierno durante las últimas semanas que exigiese a la contrata la devolución de ese más de medio millón de euros. Fuentes de la concejalía aseguran que la declaración de lesividad ya se había tramitado antes de que los grupos de la oposición hiciesen públicas sus peticiones.

El responsable de Infraestructuras, Nacho Cuesta, quiso destacar ayer tras la Junta de Gobierno las buenas relaciones con la empresa. Así, el edil aseguró que “fruto del acuerdo que conseguimos hace meses con la concesionaria Aqualia, se ha conseguido llegar a actuaciones beneficiosas para la ciudad, como el encendido de las fuentes del Campo San Francisco y otros parques, tras años apagadas, o el compromiso de la empresa de asumir la revisión de los hidrantes contra incendios en la ciudad”. El encendido del resto de surtidores será otro trabajo en la misma línea de “cambio de dinámica” en las relaciones entre la empresa y el equipo de gobierno.

La explicación por la declaración de lesividad de la liquidación cinco años después viene, explican desde la concejalía, tras “el análisis de los informes de los técnicos”. Así, explicó Cuesta, se han corregido “algunas actuaciones erróneas del pasado respecto a la facturación de la empresa”. Esta medida, viene acompañada, según el edil, “de un clima de buen entendimiento con la empresa y con ánimo de corregir actuaciones que resultaban perjudiciales para los intereses municipales”.

Compartir el artículo

stats