Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gaitas, folclore y quesos tomarán la Losa de Oviedo durante el fin de semana de la Ascensión

El recinto tendrá 66 casetas de venta y acogerá un concurso de queso previo al World Cheese | No hay feria ganadera ni mercado en Porlier

Exhibición ganadera en la feria de la Ascensión en la Losa, en 2019. | Miki López

Exhibición ganadera en la feria de la Ascensión en la Losa, en 2019. | Miki López

La música de gaita, los bailes de los grupos folclóricos y una selección de los mejores artesanos queseros de toda España protagonizarán los principales actos de la feria de la Ascensión de Oviedo, que este año se celebrará de manera íntegra en la Losa con 66 casetas de seis metros cuadrados en las que se venderán productos agroalimentarios. De estos, 38 se reservarán para la venta exclusiva de diferentes variedades de queso. No hay feria ganadera ni el mercadillo en la plaza de Porlier.

Si bien Festejos había barajado la posibilidad de llevar alguno de los actos del programa al Auditorio o el Calatrava, finalmente, la concejalía dirigida por la popular Covadonga Díaz ha considerado oportuno centralizar todo en torno a la plaza de los Ferroviarios. La intención es facilitar el control de aforos y otras medidas sanitarias cuyo contenido quedará definido tras conocer qué pasará después de la finalización del estado de alarma el 9 de mayo, escasos días antes del inicio de la celebración.

La fase final del Cheese Talent, que tendrá lugar en la tarde del 14 de mayo también en la Losa, reunirá a los diez finalistas de un certamen de queseros artesanos de todo el país que inicialmente iba a enmarcarse en la programación en torno al World Cheese Awards, previsto del 3 al 6 de noviembre en el Calatrava. Finalmente ha decidido adelantarse a la primavera con la doble intención de hacer más atractiva la feria, ofreciendo al mismo tiempo un aperitivo de la gran evento previsto en la ciudad en otoño.

La intención municipal es aprovechar el evento para dar protagonismo a los productos y la música asturiana. Por ello, además de dedicar la totalidad de los puestos a los quesos, la sidra, los embutidos, la fabada y otras muchas de las delicias presentadas bajo el paraguas de la marca “Alimentos del Paraíso”, se pretende ofertar una programación cultural en la que la gaita y los bailes tradicionales ocupen un espacio privilegiado.

El Ayuntamiento teme que la inactividad de varios colectivos dedicados a este tipo de música pueda ver peligrar su futuro debido a la falta de actividad. El programa “Folclore en la calle” –a través del cual el Consistorio contrata varias actuaciones durante todos los fines de semana entre los meses de marzo y octubre por las principales plazas del Antiguo– se mantiene suspendido debido a la normativa sanitaria regional que impide la organización de pasacalles y espectáculos abiertos en la vía pública.

La Ascensión supondrá una oportunidad para estas agrupaciones, pues Covadonga Díaz tiene previsto celebrar un sorteo para elegir cuatro bandas de gaitas y cuatro grupos folclóricos. De este saldrán los encargados de amenizar con sus actuaciones las estancias de los visitantes en el recinto ferial habilitado en la plaza de los Ferroviarios durante el tercer fin de semana de mayo.

Dichas actuaciones se desarrollarían en un espacio especial para la ocasión y con un aforo de asientos limitado de acuerdo a la normativa vigente, la cual podría variar incluso en los días previos a las celebraciones.

Recuperar una fiesta emblemática tras pasar el año 2020 en blanco a causa de la pandemia, además de ayudar al comercio y la hostelería local a remontar el vuelo, son los objetivos perseguidos desde el equipo de gobierno municipal, que está confiado en que el civismo generalizado y las ganas de salir a la calle supondrán un rotundo éxito para este modelo novedoso de celebrar la Ascensión.

Una vez superado este año de transición, la intención del equipo de gobierno de Oviedo capitaneado por el popular Alfredo Canteli es aprovechar en el futuro el nuevo recinto ferial de La Florida.

Este se prevé comenzar a construir a finales de este año con una inversión de un millón de euros, para poder ofrecer una programación mucho más completa en 2022.

Los 66 puestos de venta, a los que optan 83 productores, se repartirán por sorteo

La alta demanda registrada para ocupar los 66 puestos de venta que se instalarán en la Losa con motivo de la celebración de la Ascensión, entre el 14 y el 16 de mayo, podría obligar al Ayuntamiento a organizar un “sorteo exprés” para elegir a los adjudicatarios. El Consistorio cerró el plazo de presentación de solicitudes el pasado viernes con un total de 83 aspirantes. En caso de que superen el filtro de los requisitos un número de aspirantes superior a los 38 puestos de seis metros cuadrados reservados para los quesos y otros 28 para el resto de productos agroalimentarios, los técnicos municipales recurrirán al azar, siempre y cuando haya empate en las puntuaciones de los candidatos. La necesidad de acortar plazos y dejar todo amarrado cuanto antes podría llevar a organizar dicho sorteo, si finalmente fuese necesario, hoy mismo, según indicó la concejala de Festejos, la popular Covadonga Díaz. La edil está en las últimas semanas volcada en la elaboración de una programación lo más digna posible atendiendo al panorama sanitario actual. Al haber dos categorías –quesos y productos agroalimentarios– podrían tener que celebrarse hasta un par de sorteos, si bien todo dependerá del número de aspirantes por categoría, el cual ayer todavía no se había concretado. “Hubo un aluvión de solicitudes en los últimos días y ahora se nos amontona el trabajo”, confesó Díaz, confiada de poder dejar todo listo para finales de esta semana, sin descartar que finalmente no sea necesario recurrir a un sorteo si los diferentes filtros dejan fuera a algunos aspirantes y el sistema de baremación determina de antemano los adjudicatarios.

Compartir el artículo

stats