Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado exige que se vuelvan a retirar las diecisiete calles franquistas de Oviedo

La Administración regional fundamenta su decisión en un informe de la Universidad

Retirada de la placa de la plaza de la Gesta.

Retirada de la placa de la plaza de la Gesta. Miki López

Los nombres de las calles de Oviedo van y vienen. Tras los sucesivos cambios en el callejero y la última reposición a la que una sentencia judicial obligaba al Consistorio, el Principado ya ha hecho lo que prometió: exigir al equipo de gobierno que vuelva a deshacer lo hecho. Las placas con los nombres de las calles franquistas deberán retirarse. La Administración Regional, a tenor de su Ley de Memoria Democrática, advierte al Consistorio de que, si no lo hace, lo hará el propio Principado. Para ello, se basan en un informe encargado al departamento de Historia de la Universidad.

Ante la decisión del Gobierno, que según el edil socialista Ricardo Fernández llegó la pasada semana, cabe un recurso que debería interponerse esta semana o la que viene. PP y Ciudadanos tienen ahora que valorar lo que quieren hacer, litigar o acatar la decisión regional. Aunque la decisión también podría ser recurrida por la Hermandad de Defensores de Oviedo, quienes ya tumbaron el cambio llevado a cabo por el tripartito. De no haber recursos, o no prosperar, quedaría por ver si en el Ayuntamiento deciden mantener los nombres elegidos por el tripartito u optan por nuevas denominaciones para el callejero ovetense.

En su informe, el departamento de Historia de la Universidad de Oviedo llega al mismo veredicto que la comisión formada durante el anterior mandato, la que sirvió para fundamentar el recurso por no haberse constituido correctamente. En el documento, se hace un repaso a la historia de la incorporación de los nombres y se realiza una breve glosa de los mismos. La conclusión, las calles objeto del litigio o corresponden a militares responsables del levantamiento o que lo secundaron, o conmemoran acontecimientos de la misma. Y, por último, Calvo Sotelo, asesinado en vísperas de la contienda, pero “utilizado por los militares rebeldes como ‘protomártir de la Cruzada'”.

Compartir el artículo

stats