Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El centro comercial del Calatrava saldrá a la venta sin un precio mínimo

El Juzgado ha aprobado el plan de liquidación presentado por Prendes&Caicoya y rechazado las alegaciones del fondo suizo Varia Structured

Entrada del centro comercial del Calatrava.

Entrada del centro comercial del Calatrava. Miki López

Ya se ha aprobado el plan de liquidación del centro comercial del Calatrava. Paralelamente, y al tiempo que el grupo Eurofund tantea las posibilidades de hacerse con el espacio, el concurso de acreedores sigue su curso en los Juzgados de Madrid. La propietaria presenta deudas por un total de 9,6 millones de euros, y sus bienes (el centro comercial, sus licencias y un plan de reforma) están tasados en 10,2 millones. Con el plan aprobado, a la espera de que hubiese alegaciones por parte de algún interesado, el inmueble de Santiago Calatrava podrá salir públicamente a la venta a finales del mes que viene. Previsiblemente, lo hará en la plataforma Wolters Kluwer, que ha propuesto darle publicidad de manera gratuita.

La principal empresa interesada, el grupo Eurofund, confirmó el lunes la información publicada el domingo por este periódico. Fuentes del grupo vinculado a Intu reconocieron haber visitado el Calatrava con objeto de conocer de cerca “una posible inversión”. Una delegación del grupo se reunió con el concejal Nacho Cuesta, quien les mostró su firme apoyo al proyecto.

El Ayuntamiento, en esto, tiene mucho que decir. Como adelantó LA NUEVA ESPAÑA el pasado 5 de febrero, el equipo de gobierno quiere erigirse como “última línea de defensa” ante el abandono del espacio de Buenavista. Y, en el caso de que fracasase la búsqueda de inversores (lo que puede dilatarse hasta entrado 2022) y la dación en pago a Varia Structured, el centro comercial saldría a la venta por un precio simbólico. En principio, sería entonces cuando el Ayuntamiento se posicionará como “comprador”. El Consistorio presenta créditos en concepto de impagos del IBI que superan los dos millones de euros, siendo el segundo acreedor mayoritario tras el fondo Varia Structured (cinco millones de euros). Estos últimos formularon varias objeciones al plan de liquidación presentado por el despacho Prendes&Caicoya, pero el Juzgado las rechazó todas. Ahora, tienen veinte días para presentar recurso. Si no lo hacen, se acelerarán los plazos y al Calatrava se le colgará pronto el cartel de “Se vende”. Ya, oficialmente.

Compartir el artículo

stats