Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hosteleros, encantados con ganar protagonismo en San Mateo: "Daremos más calidad a las fiestas"

El sector admite que el anterior modelo “mermaba la facturación” de los negocios y reclaman actividades tanto en el Antiguo como en los barrios

Ambiente en las terrazas hosteleras del paseo del Bombé en San Mateo de 2019.

Ambiente en las terrazas hosteleras del paseo del Bombé en San Mateo de 2019. Irma Collín

Avanzar hacia la excelencia en materia festiva y aprovechar al mismo tiempo para maquillar los números totalmente descuadrados por la pandemia. La “transición tras 40 años de dictadura chiringuitera” anunciada por la concejala de Festejos, Covadonga Díaz (PP), para las fiestas de San Mateo es acogida con ilusión en el seno del sector hostelero. A falta de conocer la letra pequeña, que el Ayuntamiento estudiará durante las próximas semanas, los profesionales agradecen el gesto de darles más protagonismo en unas fiestas para las que prometen “un salto de calidad”. En cambio, varios colectivos vecinales dijeron ayer sentirse “ninguneados” por la decisión del Consistorio de eliminar las clásicas casetas cuando, apenas una semana antes, se habían concentrado ante el ayuntamiento para defender su continuidad.

Lejos de buscar confrontación entre hosteleros, vecinos y los colectivos que suman 40 años al frente de las casetas, algunos empresarios abogan por centrar el foco en convertir San Mateo en un escaparate del buen hacer de los profesionales de la ciudad. “Lo importante es que las fiestas podrían dar un gran salto de calidad”, explica el presidente de la Ruta de los Vinos, Edén Jiménez, partidario de seguir la tendencia de la edición de 2019 en la que se desgajaron los escenarios entre el Antiguo y la Losa. Cree además que serviría para acabar con los malos datos de facturación durante San Mateo. “Teníamos unas fiestas en las que nos bajaban las ventas y eso solo ocurría aquí”, añade Jiménez.

La revisión del modelo llega después de que la patronal Otea plantease la posibilidad de sustituir los chiringuitos por casetas de gestión hostelera repartidas por once plazas del Antiguo. La asociación espera ahora que el anuncio municipal tome forma y muestra su confianza en el Ayuntamiento para ofrecer unas fiestas a la altura de una capital de provincia. “Confiamos en el Ayuntamiento para organizar las mejores fiestas posibles”, indica el presidente de la junta local de Otea, David González Codón, que aguarda con expectación el desarrollo del nuevo proyecto municipal deseoso de ver definido el proyecto municipal llamado a dar una vuelta de tuerca a las fiestas.

El simple hecho de ser tenidos en cuenta es bien recibido por parte de los responsables de los establecimientos de la calle Gascona. El Bulevar de la Sidra acoge con satisfacción la decisión de la edil de Festejos de otorgar un mayor peso a los empresarios. “Agradecemos que se acuerden de nosotros especialmente en estos momentos de casi quiebra”, destaca el presidente de la asociación, Pedro Caramés.

“El Ayuntamiento nos ningunea”, dicen los vecinos partidarios de los chiringuitos

Los propietarios de las céntricas sidrerías del bulevar recuerdan, no obstante, que el equipo de gobierno local no hace más que “cumplir su programa electoral” y le piden incluir en la redacción final de su propuesta la conservación del grueso de la programación festiva en el Antiguo como centro tradicional de las celebraciones.

Precisamente son los hosteleros del casco histórico los más comedidos a la hora de valorar el anuncio de Covadonga Díaz. Reconocen que algunos representantes del sector son proclives a conservar el espíritu del chiringuito, mientras que otros se alinean con las intenciones municipales. De todos modos, a principios de mayo tienen previsto reunirse con la concejala para conocer más a fondo su proyecto. “Necesitamos saber más detalles, pero queremos transmitirle que puede contar con nosotros”, explica el presidente de la Ruta del Oviedo Antiguo, Casto Fano.

En lo que respecta a los colectivos vecinales, estos mostraron ayer su “decepción” por la decisión del equipo de gobierno de Alfredo Canteli de dar mayor protagonismo a los hosteleros a costa de los chiringuitos tradicionales. El frente integrado por las asociaciones vecinales del Fontán, Manuel Pedregal, las calles Gascona e Indalecio Prieto, el Antiguo, Afectados por la Movida y la Plataforma de Vecinos Ciudad de Oviedo (PLAVECO), entre otros, se sienten “ninguneados” por el hecho de que el anuncio llegue días después de la concentración en favor de los chiringuitos tradicionales del pasado día 19 de este mes. Afirman que exigirán explicaciones, tanto sobre el nuevo modelo festivo como por los planes para la nueva normativa de terrazas, más laxa para los hosteleros, en una reunión con el Consistorio prevista para el 7 de mayo.

Compartir el artículo

stats