Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo tiene un activo inesperado: los viejos depósitos del Cristo piden otra oportunidad

La inspección a los tanques de Los Quintos, ya vacíos, comprueba su buen estado y abre la puerta a nuevos usos

Desde la izquierda, el gerente de Aqualia, Javier García, Nacho Cuesta e Ignacio Ruiz Latierro, en el interior de los depósitos.

Desde la izquierda, el gerente de Aqualia, Javier García, Nacho Cuesta e Ignacio Ruiz Latierro, en el interior de los depósitos.

Como ese coche que nunca te dejó tirado, los depósitos de “Los Quintos” le salieron muy bien al Ayuntamiento de Oviedo. La prueba del nueve, tirando por tierra todas las precauciones que aconsejaban construir otros con mucha urgencia, fue la reciente visita que realizaron al interior de los tanques, ya vaciados, el primer teniente de alcalde, Nacho Cuesta, el director general de Infraestructuras, Ignacio Ruiz Latierro, y el gerente de Aqualia, Javier García. Al final, la urgencia en sustituir esos depósitos quedó sepultada por una ineficacia político-administrativa que tardó 17 años en poner a funcionar los nuevos del Campón. Pero del deterioro de los del Cristo, que se suponían agrietados y al borde del colapso, los responsables de Infraestructuras no vieron nada en su inspección, desarrollada en colaboración con un equipo de bomberos del SEIS. Es más, su buen estado de conservación abre la puerta ahora a plantear nuevos usos y que los tanques se puedan convertir en un nuevo equipamiento municipal.

El Alcalde, Alfredo Canteli, con el gerente de Aqualia, Javier García, y Nacho Cuesta, en una segunda visita a las infraestructuras de agua del Cristo.

Estos depósitos, ubicados junto al Campus del Cristo de la Universidad de Oviedo, están actualmente ya en desuso desde la entrada en funcionamiento hace unos meses de las nuevas instalaciones de almacenamiento de agua, que habían permanecido a la espera de entrar en uso público durante más de 14 años.

Desde Infraestructuras informan de que la visita a los viejos depósitos tenía por objeto analizar su estado estructural y de conservación interior de cara a evaluar los posibles usos que pudieran albergar en un futuro o la demolición de los mismos si así lo aconsejara su estado. Tras realizar esta inspección, se ha constatado que los depósitos están en buen estado de conservación y que, por tanto, lejos de la demolición, Los Quintos tienen mecha para alargar sus más de 50 años de vida.

Nacho Cuesta se prepara para entrar a los depósitos del Cristo.

Con los nuevos depósitos del Campón, Oviedo ha conseguido incrementar considerablemente su capacidad de almacenamiento de agua potable. Se ha aumentado en 25.000 m3 cúbicos la capacidad, de 50.000 a 75.000 m3. Se componen de tres vasos con capacidad para abastecer a toda la ciudad durante 24 horas y hacer frente a cualquier incidencia.

Las obras de construcción de los depósitos de agua del Campón, en el Cristo, arrancaron en 2001. Tres años y nueve millones de euros después, se inauguraban pero no entraban en funcionamiento porque no estaban conectados ni con la red local ni con la planta depuradora. El Ayuntamiento y la Confederación chocaron sobre quién debería de asumir la actuación, resuelta finalmente con los planes anticrisis de Zapatero. Averías y fugas en la conducción a la depuradora de Cabornio sumaron nuevos retrasos. A finales del año pasado, con todo supuestamente listo, “solo” quedaba instalar los tanques de cloro. Esta operación también llevó algo más del tiempo previsto.

Hizo falta que Sanidad diera el visto bueno y todavía tuvo que retrasarse casi un mes la puesta en funcionamiento del nuevo sistema porque al abrir el agua y empezar a probar los nuevos depósitos, la traída general del reventó en algunos puntos de Latores.

El interior de los depósitos.

Compartir el artículo

stats