Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo estrena su "Policía de Barrio": los nuevos agentes municipales intensificarán la vigilancia en La Corredoria y el Antiguo

Los 44 nuevos integrantes del cuerpo municipal “irán rotando” por otras zonas hasta final de junio “para que la gente se acostumbre al servicio”

Algunos de los agentes de prácticas durante una clase en el Rubín a cargo del subinspector Avelino Cuesta. | Miki López

Algunos de los agentes de prácticas durante una clase en el Rubín a cargo del subinspector Avelino Cuesta. | Miki López

El Ayuntamiento de Oviedo pone en marcha hoy uno de los servicios de seguridad más esperados por los ciudadanos: la policía de proximidad. Los encargados de estrenar este servicio serán los agentes que están a punto de incorporarse a la Policía Local –35 nuevos funcionarios y 9 veteranos procedentes de otras comisarías de Asturias por el sistema de movilidad–, que terminarán su periodo de prácticas pateando los barrios de la ciudad y sentando las bases de un modelo que se instaurará oficialmente una vez entrado el verano. “Por el momento están de prácticas e irán acompañados en todo momento por inspectores y subinspectores de la Policía Local, que los seguirán formando en la calle. Una vez que terminen esa formación y se incorporen oficialmente a la plantilla, a finales de junio, ya iremos destinando personal a cada barrio para que la Policía de proximidad se asiente definitivamente”, explica el concejal de Seguridad Ciudadana, el popular José Ramón Prado.

Las primeras patrullas de esta “Policía cercana” podrán verse a partir de hoy por la zona del Antiguo y también por La Corredoria, aunque los nuevos agentes “irán rotando” por otros barrios de Oviedo hasta que finalicen las prácticas. Muchos de los nuevos agentes todavía estaban ayer recibiendo una clase teórica en el Rubín para saber cómo actuar en un accidente de coche, uno de los sucesos más rutinarios a los que se enfrentan los efectivos de la Policía Local. “Están haciendo un poco de todo. Desde prácticas de tiro hasta accidentes pasando por el conocimiento de las ordenanzas o de la propia ciudad”, dice el subinspector David Zapico, que ayer hizo de profesor junto al también subinspector Avelino Cuesta. “Es muy importante estar preparado antes de salir a la calle, pero donde de verdad se aprende es en el día a día. Y eso van a hacerlo a partir de ahora por los barrios y en contacto con los ciudadanos”, afirma este último.

La finalidad de la Policía de barrio no es otra que generar un clima de colaboración estrecha entre los agentes y los vecinos de las diferentes zonas de la ciudad, que los ovetenses conozcan y tengan trato directo con los policías que día a día trabajan cerca de sus casas y que puedan dirigirse a ellos con cualquier problema que tengan. La Policía de proximidad es una de las promesas con las que Alfredo Canteli concurrió a las elecciones que lo sentaron en el sillón de la Alcaldía. “Con la llegada de los nuevos policías vamos a poder responder a esta demanda histórica de los ovetenses que comparto enteramente. Tenemos que confiar en nuestra Policía y verlos en nuestras calles de forma permanente. Es un paso muy importante para valorar su gran labor”, dijo Canteli hace sólo dos semanas. “A partir de mañana –por hoy–, los ovetenses ya van a empezar a ver a las patrullas por la calle. Para nosotros eso era una prioridad y por fin vamos a poder hacerlo. Los agentes de prácticas servirán para que la gente se vaya acostumbrando al servicio”, asegura el concejal de Seguridad Ciudadana.

Las efectivos que sean destinados definitivamente a la Policía de proximidad tras el periodo de prácticas establecerán sus servicios en dos turnos durante todos los días de la semana: mañana y tarde. Se formarán equipos de trabajo compuestos por varias patrullas de forma que se cubra permanentemente el sector asignado. Los distintos equipos estarán además en permanentemente contacto con el resto de patrullas de la Policía Local, con el cuartel del Rubín y con efectivos de los diferentes cuerpos de seguridad que operan en el municipio, como son la Policía Nacional y la Guardia Civil. En este sistema cobran especial protagonismo los subinspectores que se encargarán de coordinar a los agentes de proximidad –uno por turno–, que vendrán a ser “antenas” para recepcionar, canalizar y supervisar la actividad de las unidades destinadas en cada distrito.

“Están muy preparados”, dice Prado de los nuevos policías

El concejal de Seguridad Ciudadana, el popular José Ramón Prado, está encantando con los jóvenes que van a pasar a formar parte de la plantilla de la Policía Local una vez que finalicen el periodo de prácticas, a finales del mes de junio. “Están muy bien preparados en todos los sentidos”, afirma Prado. No en vano, los nuevos agentes han recibido cursos teóricos y prácticos en los que se les enseñó a atender de manera eficiente las necesidades de la población, especialmente las de los colectivos más vulnerables. Así, aprendieron a tratar con ancianos que viven solos, con menores en riesgo de exposición al delito, han sido formados en el control de conductas incívicas y vandalismo, sabrán cómo ofrecer seguridad a los hosteleros y comerciantes de la zona y se establecerán pautas para dar protección de los adolescentes que vuelven a casa en determinados horarios de mayor riesgo, entre otras cosas.

Compartir el artículo

stats