La Fiscalía pide una condena de dos años y medio de cárcel para una mujer por apoderarse de casi 70.000 de un anciano amigo al que cuidaba en Oviedo, tras el ingreso de la víctima en una residencia geriátrica por su deterioro cognitivo. La mujer será juzgada esta mañana en la sección tercera de la Audiencia, a las diez de la mañana.

El Ministerio Fiscal sostiene que la acusada era apoderada general del anciano, con quien convivía al tener relación de amistad, y estaba autorizada en la entidad bancaria Caja Rural de la oficina de la calle del Rosal de Oviedo, de exclusiva titularidad del hombre. La acusada, ante el deterioro cognitivo de su amigo, en agosto de 2015 –que dio lugar a su ingreso en una residencia geriátrica el día 1 de agosto de 2015 hasta su fallecimiento el 22 de junio de 2016, así como el ingreso en una clínica hospitalaria el día 19 de agosto–, sin consentimiento de éste, extrajo de la cuenta bancaria todo el dinero de que disponía, esto es, 69.642,93 euros, incorporándolo a su patrimonio. El heredero del hombre era su hermano, quien falleció tras la presentación de la querella.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de apropiación indebida y solicita que se condene a la acusada a 2 años y 6 meses de prisión, así como el pago del dinero apropiado a los herederos del hermano fallecido.