La calle Vetusta registró ayer un hundimiento de su calzada. El asfalto dejó ver un profundo agujero que tuvo que ser cercado perimetralmente por operarios municipales. La avería ha obligado a modificar una línea del servicio de autobús operado por la empresa TUA. La calle permaneció cortada y se tratará de devolver la normalidad al tráfico una vez sea reparado el hundimiento y se asegure que no volverá a ocurrir en las inmediaciones del fallo. Bajo la estrecha carretera pasan diversas conducciones, lo que explica el desprendimiento del firme. En la calle General Elorza también se registraron a finales del pasado año varios sucesos de este tipo, producidos en esta ocasión por el paso de un antiguo colector bajo la vía que había sufrido una avería.