Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Berta Piñán: “Hacer la temporada de ópera tenía un coste, nadie se puede llamar a engaño”

La consejera de Cultura descarta dar más fondos a la lírica ovetense: “Los esfuerzos adicionales no son del Principado, son de la ciudadanía”

Por la izquierda: Berta Piñán, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero (presidente de la Fundación Ópera de Oviedo), Adrián Barbón (presidente del Principado) y Alfredo Canteli (alcalde de Oviedo), en el estreno de la ópera “El ocaso de los dioses”, en la apertura de la temporada 2019/2020.

Por la izquierda: Berta Piñán, Juan Carlos Rodríguez-Ovejero (presidente de la Fundación Ópera de Oviedo), Adrián Barbón (presidente del Principado) y Alfredo Canteli (alcalde de Oviedo), en el estreno de la ópera “El ocaso de los dioses”, en la apertura de la temporada 2019/2020.

“Hacer la temporada de ópera iba a tener un coste, nadie se puede llamar a engaño”. Con esta rotundidad despachó ayer la consejera de Cultura, Política Llingüística y Turismo, Berta Piñán, las reivindicaciones del mundo de la lírica para que el Principado y el Gobierno central activen algún tipo de ayuda extraordinaria para ayudar a Fundación Ópera de Oviedo, que cerró el curso con un déficit de 374.000 euros tras ser la única temporada española que logró estrenar todos los títulos de su temporada, sin renunciar a función alguna.

“La de la Ópera de Oviedo no es una situación novedosa, lo único novedoso es este año terrorífico para todos los espectáculos y para todos. Y así y todo, la Ópera de Oviedo programó, llevó adelante la programación, llevó adelante las óperas que estaban previstas, y se hizo un esfuerzo inmenso, inmenso, tanto por parte de la Fundación de la Ópera como por parte del público, que respondió a este esfuerzo, y por parte de los artistas, que no hay que olvidar que también respondieron”, concedió ayer la consejera, que atendió a LA NUEVA ESPAÑA en el Museo de Bellas Artes, durante la presentación del conjunto de 34 obras procedentes de la colección del conde de Villagonzalo y de María Luisa Corrada que han sido depositadas en la pinacoteca.

Este esfuerzo por terminar la temporada le ha granjeado a la Ópera de Oviedo la admiración de todo el mundo de la lírica, pero no ha sido tenido en cuenta por el Principado ni por el Gobierno central en sus presupuestos: mientras el segundo ha congelado su aportación anual (408.570 euros, la mitad de lo que recibe la Ópera de Bilbao, que solo representó la pasada temporada uno de sus cinco títulos), el Gobierno autonómico ha aplicado un incremento testimonial, pasando de 115.000 a 125.000 euros. Asturias es, de largo, la región que menos ayudas autonómicas destina a su temporada de ópera. Pero, a juicio de Berta Piñán, ninguna de estas circunstancias justifican ampliar la subvención a la temporada ovetense, ni tan siquiera darle algún tipo de ayuda extraordinaria para enjuagar el déficit. “Los esfuerzos adicionales no son del Principado, son de la ciudadanía. Porque los esfuerzos vienen de los presupuestos y obviamente en los presupuestos de cada año es donde se definen las líneas de apoyo del Principado a cada fundación o a cada proyecto cultural de Asturias”, señaló Piñán.

La consejera aseguró que el Gobierno autonómico “siempre estará apoyando a la Ópera de Oviedo como un proyecto cultural importantísimo que además, de alguna manera, integra mucho más que un mero espectáculo”, pero insiste en que el Principado solo brindará un apoyo “en la medida de nuestras posibilidades y proporcional a nuestros presupuestos”. La Consejería de Cultura cuenta, para 2021, con un presupuesto total de 59.956.572 euros y destina 125.000 euros a la Ópera de Oviedo, por lo que esa proporcionalidad a la que se refirió Piñán supone, exactamente, el 0,20% del presupuesto que maneja.

Equilibrio

El planteamiento de la consejera de Cultura es claro: la iniciativa para completar la temporada partió exclusivamente de la Ópera de Oviedo, y si ese esfuerzo, por más que fuese ejemplar y modélico, tiene un coste económico, debe también asumirlo la Ópera de Oviedo. “Ese esfuerzo tremendo y esa apuesta decidida por llevar adelante la programación obviamente iba a tener un coste y eso nadie se podía llamar a engaño sobre ello. Así que, bueno, hay que reconocer esa grandísima apuesta por llevar adelante una programación en los peores tiempos, en estos tiempos tan difíciles”, señala Piñán.

En relación a si este déficit acumulado de 374.000 euros puede lastrar a las futuras temporadas de ópera, Piñán considera que es un escenario probable. “Creo que el grupo que dirige y que programa y que tiene esa capacidad también irán planteándose en los próximos años llegar a un reequilibrio. Esperemos que la normalidad permita llegar a una situación mucho más llevadera que la actual”, sostiene la consejera.

En cuanto a un eventual incremento de la aportación a la Ópera de Oviedo cara a futuros ejercicios presupuestarios, Piñán solo se comprometió a hacer “el esfuerzo que nos corresponda en la medida de lo posible a cada parte”, e insistió en que la situación de la Ópera de Oviedo “es anómala en cuanto a resultados de este año pero no anómala en los presupuestos, porque la Ópera contaba con las ayudas habituales por parte del Principado, incluso incrementadas”.

Compartir el artículo

stats