DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decenas de amigos y familiares despiden al conserje fallecido del IES Monte Naranco: "Gracias por el respeto y el cariño a nuestro Antonio"

El trabajador, que murió aplastado por un ascensor, recibirá sepultura esta tarde en Belmonte de Miranda

Flores en la puerta del instituto Monte Naranco

Flores en la puerta del instituto Monte Naranco

Rotos por el dolor. Así estaban esta tarde los amigos y familiares de José Antonio Cuendias Fernández durante el acto de Celebración de la Palabra que tuvo lugar en la capilla del tanatorio de los Arenales para despedir al veterano conserje del instituto Monte Naranco. Cuendias Fernández, que llevaba 17 años trabajando en el centro educativo, perdió la vida al ser aplastado por el ascensor del edificio cuando se disponía a recuperar un manojo de llaves de diferentes estancias del IES que se había caído por el hueco del elevador.

Aunque se respetaron a rajatabla las restricciones marcadas por la pandemia, fueron muchos los que acudieron a darle el último adiós al fallecido, que era natural del concejo de Belmonte de Miranda y muy querido en Oviedo. El cuerpo de José Antonio Cuendías Fernández, Toni en su entorno cercano, recibirá esta misma tarde cristiana sepultura en el cementerio parroquial de Las Estacas, en Belmonte de Miranda.

En nombre de la familia y de toda la comunidad educativa queremos agradecer los innumerables mensajes y muestras de...

Posted by I.E.S. Monte Naranco on Wednesday, May 12, 2021

El fatal suceso fue ayer un tremendo jarro de agua fría para todo el personal docente y alumnado del Monte Naranco. "Estamos todos destrozados porque era una persona muy querida y de nuestra total confianza”, lamentaba ayer la directora del centro, Alejandra González. Las clases fueron suspendidas hoy en el instituto, en cuya puerta, donde paradójicamente cuelga un letrero de "prohibido fijar carteles", los estudiantes y profesores han depositado ramos de flores en memoria de de "su Antonio".

También han sido innumerables las muestras de cariño de la comunidad educativa a través de las redes sociales. "Recuerdo que hace años me echó a mí la bronca por bajar a ese lugar, paradojas de la vida. DEP compañero, un fuerte abrazo a tu familia y resto de trabajadores del centro", "Antonio, siempre te recordaremos bromeando, con una sonrisa y así como te has ido: dispuesto a ayudar", "Qué pena tan grande. Nos transmitía mucha seguridad y tranquilidad. Siempre tan amable y dispuesto a ayudar en todo y a todos. Un abrazo para su familia", han dedicado al conserje en el muro de Facebook del centro.

Cuendías encontró la muerte cuando se encontraba en el hueco del ascensor del centro, tratando de recuperar unas llaves. Por el momento se desconocen los detalles exactos del suceso; si bien, todo apunta a que el elevador se accionó sin que el conserje activase el mecanismo de bloqueo. Pese a que trató de salir cuando se percató de su activación, no logró hacerlo a tiempo. El fallecido estaba acompañado por la secretaria del instituto cuando bajó a por las llaves y el fatal suceso tuvo lugar cuando ésta se ausentó unos segundos para coger una escalera.

El conserje fallecido deja pareja y una hija. Estuvo viviendo en el barrio de Vallobín durante varios años, aunque recientemente se había trasladado a la zona de Montecerrao. Su padre, Antonio Cuendias Álvarez, murió tan sólo hace un mes a los 82 años de edad, concretamente el pasado día 9 de abril. Era el mayor de cinco hermanos y aficionado a salir de caza, aunque sólo de montero, porque no tenía licencia de armas, cuentan su amigos. Perteneció a la Peña Campoleo.

Compartir el artículo

stats