Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ascensión vuelve a las calles de Oviedo dos años después: el concurso de los quesos de autor, plato fuerte del primer día

La tradicional cita de la primavera aspira a servir de ejemplo para otros grandes eventos de la región

Juan Cuesta, sirviendo ayer el menú de la Ascensión a Fernando García y Mercedes López, en un local junto a la plaza de la Catedral. | Miki López

Juan Cuesta, sirviendo ayer el menú de la Ascensión a Fernando García y Mercedes López, en un local junto a la plaza de la Catedral. | Miki López

La gran cita del campo asturiano vuelve a Oviedo desde esta misma tarde tras pasar un año en blanco con la Losa como escenario de lo que podría ser un primer paso hacia la normalidad. Un total de 66 casetas de venta de productos agroalimentarios abrirán sus puertas a partir de las once de la mañana a ambos lados de la avenida Fundación Príncipe de Asturias y a lo largo del fin de semana se esperan miles de visitantes tanto para la realización de compras como para disfrutar de diferentes espectáculos musicales y culturales. Desde el Ayuntamiento cruzan los dedos para evitar que el mal tiempo chafe una cita con la que aspiran a servir de ejemplo para la recuperación de otros grandes eventos del Principado tras la pandemia.

La jornada de hoy tendrá como plato fuerte, a partir de las 16.00 horas, la celebración de la fase final del concurso “El talento del queso”. Un jurado internacional seleccionado por los organizadores del World Cheese Awards, que se celebrará entre el 3 y el 6 de noviembre, decidirá cuál es el mejor queso de autor de España tras evaluar las presentaciones de diez productores llegados de distintos puntos del país.

La Banda de Gaitas “Ciudad de Oviedo” amenizará la inauguración a partir de las once de la mañana y el festival de canción asturiana de la feria ofrecerá su primera jornada desde las 12.30 horas en el escenario habilitado en la zona de la Losa más próxima a la calle Samuel Sánchez. Ya por la tarde, la programación cultural del día culminará a las 19.00 horas con un concierto titulado “Sombres bajo la yerba” del dúo “Lafu y Rebeca”.

Paralelamente a los actos de la Losa, un total de 29 establecimientos hosteleros ofrecen estos días el clásico menú de la Ascensión. La menestra, la carne gobernada al estilo Oviedo y la tarta de queso con cerezas tomarán las mesas de los comedores de unos negocios que ven en la Ascensión una oportunidad de iniciar la recuperación tras más de un año de desvelos por las restricciones sanitarias. “Del viernes al domingo tenemos todo lleno”, apuntó el hostelero Juan Cuesta, en referencia a unas jornadas para las que ayer recibió a sus primeros comensales.

En esta ocasión, la programación se verá limitada respecto a los años anteriores a la pandemia. La concejala de Festejos, la popular Covadonga Díaz, confía en recuperar el certamen ganadero el próximo año en La Florida, así como los mercados celebrados en otras ediciones en la plaza de la Catedral y la plaza Porlier. Igualmente, la entrega de los premios a los “Paisanos del año” quedan suspendidos a la espera de poder recuperarse en 2022 para rendir merecido homenaje a los mayores asturianos que llevan toda una vida de dedicación al campo.

Controles en las entradas del recinto para que se cumpla el límite de aforo

El recinto en el que se celebrará la Feria de la Ascensión contará con cuatro puestos de control de entradas y salidas para garantizar que se cumplen los aforos y que hay suficiente espacio en el vallado para garantizar la distancias de seguridad entre los asistentes. Fuentes municipales explicaron ayer que se utilizará una aplicación de conteo que servirá para tener constancia en tiempo real del número de personas que hay en el interior en los momentos de más afluencia. “En cada puesto habrá dos personas. Una contará los que entran y otra restará los que salen. Esos datos le llegarán directamente al jefe de Emergencias y a la concejala de Festejos (la popular Covadonga Díaz)”, señala, Luis Díaz Montes, el jefe de los Bomberos de Oviedo. El recinto de la Losa tiene una superficie total de 21.000 metros cuadrados. En función de ese espacio, se ha establecido que el límite máximo de personas que pueden estar al mismo tiempo dentro del vallado ubicado en la losa de Renfe es de 6.600. “Si la aplicación registra en algún momento que el número de personas supera las 6.000 enviará un mensaje de alarma a los responsables de seguridad y se empezarán a tomar medidas para impedir el paso de más gente”, dice Luis Díaz Montes. “En el caso de que eso ocurriese, trataríamos de que no se formasen grupos de gente esperando fuera porque estaríamos en las mismas. Invitaríamos a las personas a que volviesen pasado un rato”, añade el jefe de los Bomberos de Oviedo.

Compartir el artículo

stats