DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli llama a la ciudadanía a "administrar la libertad" y "no hacer burradas" en el inicio de la Ascensión

El recinto de la Losa registra una gran entrada en las primeras horas de la feria, que vuelve tras un año en blanco con más de 50 tipos de quesos a la venta

22

La jornada inaugural de la Feria de la Ascensión de Oviedo

El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, aprovechó la inauguración de la feria de la Ascensión esta mañana en la Losa para hacer un llamamiento a la población a "disfrutar" del alivio de las restricciones sanitarias tras el fin del estado de alarma, pero con cautela. "Hay una situación de mejoría clara clara y si la echamos abajo sin saber administrar la libertad mal vamos", apuntó el regidor, que considera clave la llegada de más vacunas, "que vayamos controlando y que no hagamos más burradas, especialmente la juventud, a la que quiero mucho".

El edil instó a los ovetenses a salir a la calle "olvidar los botellones" y disfrutar de las terrazas "hasta la hora para que la recuperación sea efectiva". Asimismo, anunció que pedirá al presidente del Principado el socialista Adrián Barbón la reapertura del ocio nocturno. "Evitaríamos los botellones y son negocios que lo están pasando rematadamente mal. La gente necesita vivir", apuntó antes de un recorrido por el recinto en el que fueron muchos los vecinos y vendedores que le agradecieron el esfuerzo para recuperar la feria. "Nos viene muy bien después de este año tan malo", explicó la vendedora ovetense Judith Naves.

Desde la apertura de las puertas del complejo con 66 puestos de venta de la Losa a las 11.00 horas fueron miles las personas que se animaron a realizar compras. "La gente está con muchas ganas", indicó Laura Díaz tras despachar numerosos envases con fabes de distintas variedades en apenas unos minutos.

Al otro lado de los mostradores, los productores mostraron una sastisfación unánime. "Es sin duda la mejor feria de Asturias y la necesitábamos para asomar la cabeza", Susana Martínez, productora de Gamonéu del valle en Cangas de Onís.

El buen tiempo de las primeras horas del día ayudó, si bien las predicciones para el fin de semana no son buenas y eso preocupa a los participantes. "Cruzamos los dedos para que aguante el tiempo, es muy importante", coincidieron algunos de los pequeños empresarios concentrados en la Losa.

Ventas aparte, por la emblemática plaza de la capital desfiló la banda de gaitas "Ciudad de Oviedo" la cual interpretó el himno de Asturias para subir oficialmente el telón de las celebraciones al mediodía. En el extremo más cercano a la calle Samuel Sánchez, el escenario acogió la primera jornada del festival de tonada con una gran acogida. "Es una excelente noticia porque la canción asturiana estaba desaparecida", sostuvo Manuel López, quien llegó desde Cerredo, en Degaña, para disfrutar de las primeras actuaciones del certamen que finalizará el domingo con un homenaje a la desaparecida Diamantina Rodríguez.

Canteli lamentó que las restricciones impidiesen unas celebraciones más pomposos. "Está muy bien dentro de las posibilidades que había", indicó para, seguidamente anunciar que el año que viene habrá más y mejores actividades. "A ver si para el año que viene tenemos mercado de ganado y atracciones infantiles", deseó, convencido de que el nuevo recinto ferial de La Florida permitirá acoger este tipo de iniciativas. "Tendrá 17.000 o 18.000 metros y la mitad serán llanos", explicó sobre las bondades del recinto que se licitará antes de acabar el año.

Compartir el artículo

stats