DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Antiguo con amplias terrazas de diseño homogéneo, la aspiración de Canteli y Nacho Cuesta

Los hosteleros que compartan plaza unificarán el color del mobiliario, que podrán poner delante de locales colindantes con permiso de los dueños

Nacho Cuesta y Alfredo Canteli en una terraza hostelera junto al Fontán.

Nacho Cuesta y Alfredo Canteli en una terraza hostelera junto al Fontán.

Oviedo quiere convertir sus terrazas hosteleras en un recurso para embellecer la ciudad de cara a vecinos y visitantes. El Ayuntamiento pretende aprovechar la nueva ordenanza, todavía en un proceso inicial de elaboración, para dar un vuelco a la estética de la capital asturiana, especialmente en el Antiguo, donde se pretende que todas los espacios tengan un diseño homogéneo y compartan colores y formas en el mobiliario. Esa es una de las ocho prioridades planteadas por el Consistorio de cara a la redacción de un nuevo marco legal que el concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta, quiere sacar adelante “con el máximo consenso posible”.

Los planes municipales pasan por crear una especie de marco legal adaptable a las diferentes realidades de los espacios públicos ovetenses. El gobierno local apuesta por una ordenanza con carácter “expansivo” orientada a consolidar la ampliación del espacio que ahora ocupan y que se concedió para contrarrestar las restricciones sanitarias. Sin embargo, en el Ayuntamiento trabajan con la idea de que esas ampliaciones solo podrán aplicarse en algunas zonas. “No tiene sentido la misma norma en calles y plazas amplias que en otras pequeñas o cerradas”, puntualiza Cuesta.

De esta manera, los negocios de lugares como la plaza del Conceyín, en La Corredoria, Pedro Miñor o el Antiguo partirían con ventaja para poder beneficiarse de la medida frente a otros locales alejados de los grandes espacios públicos. No obstante, para compensar a estos últimos se pretende incluir en la nueva ordenanza la posibilidad de poner mesas y sillas delante de los negocios colindantes siempre y cuando sus propietarios concedan permiso a los titulares de bares y restaurantes.

Nacho Cuesta y Alfredo Canteli, en una terraza hostelera junto al Fontán. | LNE

Aparte de la idea de otorgar más superficie a los negocios, otro empeño del Consistorio es avanzar en la uniformidad de las sillas y mesas. La intención, tanto de Cuesta como del alcalde, Alfredo Canteli, es que estas tengan los mismos colores y materiales en todo el casco histórico. Para ello están dispuestos a incluir esta obligación en el texto y extenderla a otras plazas y calles destacadas en las que convivan diversos establecimientos. La obligación irá acompañada de la posibilidad de convocar concursos de ideas para determinar el diseño de las terrazas de cada una de estas plazas o zonas de la ciudad. “Debemos avanzar en una homogeneidad respetuosa con el entorno, que hoy no existe”, dice Cuesta.

En el caso del Antiguo, los planes municipales van más allá. El ejecutivo municipal propondrá a las partes implicadas la posibilidad de colocar terrazas del tipo B –las que cuentan con cubiertas, cierres o estructuras desmontables– en el Antiguo. Esta posibilidad no está permitida en el texto vigente, aprobado por consenso social y político en la recta final del mandato de Agustín Iglesias Caunedo, pero con este cambio normativo sería posible “siempre y cuando el consejo de Patrimonio Cultural del Principado informe positivamente”.

Certificado técnico

El Ayuntamiento subraya que en sus planes está acompañar las mayores facilidades para los hosteleros con medidas encaminadas a estrechar el control del cumplimiento de las normas. En este sentido, el borrador que está preparando Urbanismo con el asesoramiento del despacho de abogados Ontier plantea la necesidad de ampliar los supuestos en los que es necesario contar con un certificado técnico de correcta instalación de las terrazas. Hasta ahora, solo se exige para las terrazas de tipo B, pero la intención de Oviedo es extenderlo a algunos casos de las de tipo A (las formadas únicamente por sillas, mesas y sombrillas).

Otro aspecto a tener en cuenta será el de mejorar la normativa de accesibilidad. Los encargados de elaborar el borrador aseguran que están estudiando las interpretaciones realizadas por juzgados y tribunales sobre la norma vigente en diferentes sentencias con la finalidad de realizar modificaciones de cara al nuevo texto para evitar problemas legales y garantizar el cumplimiento de la legislación en vigor relacionada con esta materia.

Compartir el artículo

stats