DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Catedral vuelve a recibir turistas: así fue la reapertura

Peregrinos y turistas procedentes de Galicia, Madrid y Castilla y León visitan la “Sancta Ovetensis” tras seis meses y medio de cierre

Vuelven las visitas a la Catedral Elena Vélez

Oviedo recuperó ayer uno de sus principales activos turísticos. La Catedral reabrió sus puertas a las visitas culturales tras seis meses y medio de cierre por las restricciones sanitarias. Una jornada que resultó más animada de lo esperado por los empleados de la Catedral, que recibieron a varios peregrinos y turistas, e incluso a dos grupos del programa de formación para mayores de la Universidad de Oviedo, que aprovecharon la reapertura para hacer una visita didáctica por su interior.

“El primer visitante del día fue un peregrino francés, y a lo largo de la jornada hemos recibido otros peregrinos que hacen el Camino Primitivo y también visitantes de Asturias, Galicia, Castilla y León y Madrid”, señala la Coordinadora de Actividad Cultural de la Catedral, Loreto Pérez de la Fuente, que precisó además que fueron numerosos los abonados que acudieron al templo para abonar la cuota anual.

El volumen de visitantes procedentes de otras regiones explica en gran medida el prolongado cierre de la Catedral a las visitas turísticas. Aunque la “Sancta Ovetensis” podía en puridad abrir sus puertas a los turistas, el cierre de las fronteras autonómicas incluido en el estado de alarma hacía inviable mantener la actividad, ya que el grueso de las personas que pasan por taquilla, que en un año normal oscila entre las 100.000 y las 115.000, proceden de fuera de Asturias.

Este es el caso, sin ir más lejos, de Ana Julián y Manuel Ángel González, un matrimonio salmantino que ayer visitó el templo, acompado de su hijo Sergio y de la pareja de éste, Yusimi Docasar.

La familia de Ana Julián, en la Cámara Santa

La familia de Ana Julián, en la Cámara Santa Nazaret Quintas

“Tenemos a un hijo viviendo en Arriondas y a éste en Grado, no nos veíamos desde el verano, porque en Navidades no pudimos reunirnos, así que hemos aprovechado estos días y el fin del estado de alarma para visitarles”, explica Ana Julián. Durante estos días en la región, el hijo que vive en Grado, Sergio González, vio en LA NUEVA ESPAÑA la noticia de la inminente reapertura de las visitas turísticas, y llevó a sus padres a ver la Catedral.

“Teníamos muchas ganas de visitarla, sobre todo por ver la Cámara Santa, que nos llama mucho la atención”, revela Ana Julián. La pareja de su hijo, nacida en Cuba, les acompañó en la visita para poder recorrer a su vez el templo: “Vine a Oviedo hace dos años y la verdad es que tenía ganas de visitar la Catedral y ver las cruces y el Santo Sudario, pero con la pandemia se complicó todo y hasta hoy no pude entrar”, sostiene.

Como ellos, decenas de personas descubrieron ayer la Catedral de Oviedo o se reencontraron con ella tras varios meses de cierre. Son los primeros visitantes de lo que se espera que sea una animada campaña estival, siempre que la lucha contra la pandemia lo permita.

Compartir el artículo

stats