Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una inversión estatal de 5,3 millones modernizará las cuatro estaciones de tren del Oviedo

El proyecto, que cambiará señales y sistemas de seguridad, incorpora la construcción de una nueva sala de control en la estación del Norte

Interior de la estación del Norte, en una imagen de archivo. | Irma Collín

Interior de la estación del Norte, en una imagen de archivo. | Irma Collín

El Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) invertirá más de cinco millones de euros (5.339.512,35) en modernizar la red de ferrocarriles de Oviedo. El objetivo de las obras será instalar el nuevo “enclavamiento electrónico y bloqueos asociados” en las estaciones del concejo, elementos que el Adif está remodelando en toda España a golpe de inversiones millonarias. Según explican desde la empresa pública, se pretende mejorar así tanto la seguridad como la eficiencia de los trenes y adaptar todas las estaciones a las últimas tecnologías. La operación se financiará con los nuevos fondos europeos “Next Generation”. Una vez se adjudiquen, las actuaciones se realizarán en un plazo de diez meses en las estaciones del Norte, El Caleyo, Llamaquique y La Corredoria.

Los nuevos sistemas de comunicación y señalización pretenden mejorar tanto los movimientos internos como las operaciones de entrada y salida de los trenes en las estaciones, mejorando “la fiabilidad y operatividad” de las circulaciones ferroviarias. Para ello se construirá una nueva sala técnica en la estación del Norte, que alojará el sistema de control del enclavamiento electrónico. El enclavamiento es el dispositivo que controla la circulación en una estación de ferrocarril. Maneja señales, desvíos, y semibarreras. Así, la nueva instalación pasará a estar dirigida a través de microprocesadores. Desde las nuevas salas que se construirán a raíz de la licitación publicada por la empresa pública, se desarrollará una labor de control de tráfico centralizado, cuya modernización ya estaba en marcha tras otra licitación publicada por Adif a principios de año.

Durante las obras que saldrán ahora a concurso también se renovarán las señales de las vías con paneles tipo led. Los circuitos, los sistemas que detectan si hay trenes utilizando un tramo de las vías, que actualmente son de tensión elevada, se sustituirán por los nuevos sistemas de audiofrecuencia, aprobados por el Adif en el año 2020. Estos, explican, son más precisos.

Los trenes que operan en Oviedo también recibirán mejoras en sus sistemas de protección y seguridad. Adif instalará balizas ASFA (anuncio de señales y frenado automático) de tipo digital, una mejora sustancial respecto del sistema que comenzó a instalar Renfe en los años setenta. Estas balizas, que van montadas en los trenes, controlan la velocidad máxima de los vehículos, avisan de la proximidad de las señales y pueden frenar el tren si, por ejemplo, está próximo a rebasar una señal en rojo. Las nuevas instalaciones son las que también se están incorporando desde Adif Alta Velocidad en la zona de la variante para preparar la red ferroviaria asturiana a la llegada del AVE.

También se adaptarán los sistemas que coordinan la relación de las estaciones de Oviedo con las de El Caleyo y Lugones. Y, en la nueva sala de control, se planea implementar “actividades de telecomunicaciones fijas”, para las que es necesaria la instalación de un enlace de fibra óptica con la sala del nuevo CTC (control de tráfico centralizado), así como la instalación de elementos para permitir las comunicaciones con otras dependencias.

En los pliegos se explica que la totalidad de las obras necesarias para renovar la tecnología del sistema ferroviario ovetense se circunscribirá a terrenos que ya son propiedad del Adif, por lo que no interferirán con las labores de ninguna otra Administración ni será necesario hacer ninguna expropiación.

Quien se haga con el contrato, además de tener que dar soluciones para que se produzcan los mínimos retrasos mientras se acometen las obras en las vías, deberá hacerse cargo de la formación de los operarios de Renfe hasta que puedan manejar con soltura los nuevos sistemas de control.

Compartir el artículo

stats