Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vía libre para el nuevo aguaducho tras la retirada del histórico bar del Campo

El renovado local, que tendrá una pequeña cocina, saldrá a concurso en los próximos días para que un hostelero pueda inaugurarlo en julio

Derriban el aguaducho del Campo San Francisco Imágenes: Carlos Lamuño / Chus Neira / Edición: Elena Vélez

El nuevo bar del Campo San Francisco ya tiene vía libre. Una pala excavadora terminó ayer de reducir a astillas el viejo aguaducho. Al mismo tiempo que los operarios municipales destruían lo que quedaba del histórico local, la constructora firmaba el acta que marca la cuenta atrás de los dos meses que tienen para instalar el nuevo equipamiento. Será un aguaducho más grande, con baños e iluminación, pero que mantendrá la estética y el espíritu de los históricos puestos de bebidas del parque. Al tiempo que se construye el cascarón del bar, el Ayuntamiento sacará a concurso su explotación. Nada más que se terminen las obras, un hostelero debería poder empezar a trabajar en el establecimiento. A finales de julio deberían poder servirse las primeras consumiciones. El nuevo aguaducho tendrá mejoras sustanciales: plancha, cafetera y baños.

Pablo Lence, de la empresa encargada de la construcción del bar (Sintek Creación de Imagen), explica que tendrá una superficie de unos 30 metros cuadrados, con una longitud sustancialmente mayor que la que tenía hasta ahora el establecimiento. Su acabado, de “madera tecnológica”, tendrá un revestimiento “antigrafitis”, que facilitará su limpieza en caso de actos vandálicos.

Infografía del “nuevo aguaducho” que se quiere inaugurar en julio. | LNE

El concejal de Parques y Jardines, Gerardo Antuña, explica que ya tiene prácticamente listos los pliegos para sacar a concurso el nuevo bar. La concesión, en principio, será por tres años prorrogables otros dos. El edil popular refuerza las previsiones de la empresa: “Hay que tenerlo todo listo y funcionando antes de que termine el mes de julio”. Son órdenes del Alcalde, que quiere que en cuanto se termine la instalación de la estructura entre en funcionamiento.

El aguaducho que los operarios municipales retiraron ayer es heredero de los locales de bebidas que se inauguraron en el Campo San Francisco a mediados del siglo pasado. El bar que sobrevivió hasta la mañana de ayer renació hace justo treinta años. Durante las fiestas de San Mateo de 1991, el bar del Campo San Francisco instalado en 1958 fue pasto de las llamas y el Consistorio tuvo que reconstruirlo.

Tras la retirada del equipamiento, previo a la última pavimentación de las vías del parque, queda un socavón bajo el arco de San Isidoro, lo que obliga a cerrar perimetralmente el espacio para evitar accidentes. Ayer, los operarios municipales colocaron unas vallas que la empresa reforzará. En principio, esa calle del Campo estará cerrada al tránsito durante algo más de mes y medio.

La renovación del aguaducho era una de las promesas pendientes del equipo de gobierno para el Campo San Francisco. Además de la rehabilitación del kiosco de la música –que saldrá la semana que viene a concurso– y darle una segunda vida al Pavo Real como restaurante. Desde Vox insinúan que el edificio de color verde del Campo puede ser ilegal y piden eliminarlo si así fuese.

Compartir el artículo

stats