DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camporro: “La cirugía está en buenas manos, vendrán grandes continuadores”

El cirujano plástico del HUCA ingresó ayer en la Real Academia de la Medicina, en el primer acto presencial de la institución tras la pandemia

De izquierda a derecha, Daniel Camporro, Luis Antuña, Julio Bobes e Ignacio Villaverde, durante el acto de ingreso del cirujano plástico en la Real Academia de Medicina. | Bernabé Valle

De izquierda a derecha, Daniel Camporro, Luis Antuña, Julio Bobes e Ignacio Villaverde, durante el acto de ingreso del cirujano plástico en la Real Academia de Medicina. | Bernabé Valle

El jefe de servicio de Cirugía Plástica del HUCA, Daniel Camporro Fernández (Mieres, 1963), ingresó ayer como miembro correspondiente en la Real Academia de Medicina y Cirugía del Principado de Asturias (RAMPRA). El acto, que debía haberse celebrado el 12 de marzo de 2020, se pospuso hasta el día de ayer. La cita, que supuso la vuelta a la presencialidad de los actos académicos tras el parón por la pandemia, tuvo lugar en el salón de actos del Colegio de Médicos de Asturias en presencia del rector de la Universidad, Ignacio Villaverde; el presidente del Colegio de Médicos, Luis Antuña, y Julio Bobes, presidente del RAMPRA. El nuevo académico hizo un recorrido durante su discurso por la evolución de la cirugía del sistema nervioso periférico, un largo camino en el que él ha contribuido a dar algunos de sus últimos pasos, pero que no está acabado. El final de su intervención se la dedicó al futuro del servicio, que, aseguró, está en buenas manos: “Vendrán grandes continuadores”.

La presentación del cirujano corrió a cargo del académico José Paz Jiménez, que leyó un discurso escrito por Enrique Martínez Rodríguez, que no pudo asistir a la cita por una indisposición. La glosa de la figura del doctor recorrió sus logros e hitos en el campo de la cirugía, con la incorporación de técnicas pioneras en el quirófano.

Camporro consideró un honor pasar a formar parte de la “gran o pequeña familia de la Academia”. Se trata de una ilusión que, aunque se rebaja por el carácter diferido del reconocimiento, no termina de diluirse. A ojos de su nuevo miembro, la Real Academia de la Medicina es una institución de divulgación y promoción científica. El cirujano plástico, formado en la Universidad de Navarra, es jefe de servicio en el HUCA desde 2011. No tardó mucho en cosechar uno de sus mayores éxitos, en 2013 consiguió hacer del hospital asturiano uno de los cinco referentes nacionales en cirugía del plexo braquial, unidad de la que es director.

Compartir el artículo

stats