DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los chiringuitos "históricos" de San Mateo piden a Canteli que no acabe "con la esencia de las fiestas"

Los colectivos que regentan las casetas instan al Alcalde a ponerse de su parte y paralizar el cambio del modelo festivo, que incluye la eliminación de las casetas instauradas en 1983

Los representantes de los chiringuitos "históricos" de San Mateo, esta mañana en Porlier.

Los representantes de los chiringuitos "históricos" de San Mateo, esta mañana en Porlier.

Los portavoces del colectivo de chiringuitos históricos de San Mateo, José Manuel Fernández y Jaime Campillo, pidieron este viernes al alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, que reflexione y no se deje influir por la patronal hostelera Otea, a la que acusan de presionar al Ayuntamiento para acabar con los chiringuitos, un "bien turístico" para Oviedo y para Asturias y que supone "la esencia de San Mateo".

Fernández ha recordado que Canteli declaró "intocables" a los chiringuitos en una entrevista el año pasado, alegando que "no se debe cambiar lo que funciona" y que son "la esencia de San Mateo".

Sin embargo, ha lamentado que haya cambiado de parecer y haya decidido seguir las directrices de una "asociación de amiguetes", que no responden al interés común.

El colectivo mantiene que los chiringuitos no son la competencia de la hostelería, si no un "complemento" del que se beneficia durante las fiestas, y ha negado cualquier tipo de conflicto con los hosteleros del Antiguo.

Por este motivo, rechaza la intención del Ayuntamiento de trasladarlos a otra ubicación, y de modificar la estructura de los chiringuitos para hacerlos todos iguales, algo que acabaría con la esencia de estos espacios.

Asimismo, Fernández ha explicado que el colectivo ha enviado un escrito al Ayuntamiento solicitando información sobre el proyecto para las fiestas de San Mateo, ya que hasta el momento solo conoce lo publicado en la prensa.

Por el momento, el colectivo ha impulsado una campaña para defender los chiringuitos, con cartelería y pegatinas bajo el lema "la esencia de Oviedo", en referencia a las palabras de Canteli.

Además, está recabando apoyos de asociaciones de hosteleros y vecinales, y pondrá en marcha una recogida de firmas para mantener la estructura y ubicación de los chiringuitos del Oviedo Antiguo.

Campillo, vicepresidente de la asociación de peñas del Real Oviedo, ha ido más allá y ha atribuido esta decisión de querer eliminar los chiringuitos a "los mismos que quisieron acabar en su día con el Real Oviedo y no lo consiguieron". El representante del colectivo de peñas azules subrayó que el club tiene 95 años y los chiringuitos "38, pero cumplirán muchos más" y se mostró dispuesto a "llegar donde haga falta" para evitar los planes municipales de acabar con "la gran atracción de San Mateo".

Compartir el artículo

stats