DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más luz, pero con menos gasto energético: Oviedo invierte 3 millones en reducir un 80% el consumo de 5.000 luminarias led

La actuación dotará de tecnología led a las farolas isabelinas con tres puntos de luz y permitirá reactivar lámparas que llevan años apagadas

Aspecto que presentaba ayer una farola isabelina de la plaza San Miguel. | Miki López

Aspecto que presentaba ayer una farola isabelina de la plaza San Miguel. | Miki López

Ahorrar energía, recuperar puntos de luz apagados durante años y al mismo tiempo reducir el impacto lumínico en el cielo de la ciudad. Sobre esos tres pilares se apoya el equipo de gobierno municipal para poner en marcha una de las inversiones más ambiciosas en lo que va de mandato. El Consistorio lanzará este mismo año una inversión de 3 millones de euros destinados a dotar de tecnología led 5.000 puntos de luz de las farolas isabelinas de tres lámparas. El objetivo final es reducir el consumo de las mismas en un 80%. Parte del dinero ahorrado se destinará a mejorar la iluminación en trece barrios del municipio, donde volverán a encenderse farolas que estaban inactivas.

La apuesta impulsada por el edil de Infraestructuras, Nacho Cuesta, recibió esta misma semana el visto bueno del alcalde, Alfredo Canteli, durante una visita a la calle Picasso de Pumarín, donde ambos profundizaron en los detalles del proyecto de la mano de los técnicos municipales. Allí les explicaron que la colocación de esta tecnología supondrá disminuir en 2.600 gigawatios el consumo total de unas instalaciones que hasta ahora gastaban algo más de 3.200 gigawatios al año.

Otra de las ventajas de la medida, según fuentes municipales, será la reducción de la contaminación lumínica. Aseguran que, a pesar de ganar puntos de luz, será más fácil ver las estrellas desde la capital del Principado, pues este tipo de luminarias están pensadas para evitar un problema denunciado recientemente en un acto municipal por el director del Instituto de Ciencias y Tecnologías Espaciales de Asturias, Javier de Cos. “El exceso de luz puede hasta causar enfermedades”, avisó, pidiendo reducir este tipo de contaminación.

Alfredo Canteli y Nacho Cuesta, primero y segundo por la derecha, revisando el proyecto junto a dos técnicos municipales en la calle Picasso del barrio de Pumarín. | LNE

La sustitución de luminarias comenzará entre finales de verano y comienzos del otoño mediante tres lotes que afectarán a trece barrios y zonas de la ciudad. El entorno del Campo, Hermanos Pidal, Otero, Vllafría y el Cristo serán los primeros en beneficiarse de la incorporación de las nuevas luminarias, que luego se extenderán a La Corredoria, el entorno del HUCA y Prados de la Fuente. La tercera fase afectará a La Florida, con la posibilidad de extenderse a Colloto y otros puntos del casco urbano.

“Oviedo está haciendo una apuesta decidida por la eficiencia energética en todos los ámbitos, y el alumbrado es un área esencial para conseguir ahorro energético y reducción de contaminación lumínica sin que la iluminación de los barrios se resienta”, indicó Nacho Cuesta para defender la necesidad de esta inversión, que supondrá seis meses de trabajos.

Compartir el artículo

stats