Ribera de Arriba dio luz verde en el pleno ordinario del pasado jueves a un proyecto por importe de 980.000 euros que incluye varias obras orientadas a atajar o al menos minimizar las frecuentes inundaciones provocadas por el desbordamiento del Nalón a su paso por el municipio. La construcción de pozos de tormentas para la protección de la zona de Soto de Rey y Vegalencia, incluyendo la zona industrial con un aumento de la cota para evitar la entrada de agua en el polígono son las medidas previstas por un plan que todavía precisa de financiación a través de la aprobación de un crédito presupuestario extraordinario.

Los seis ediles del gobierno socialista, que cuenta con una amplia mayoría absoluta, y el representante de IU votaron a favor del proyecto en una sesión a la que no acudió el representante de Ciudadanos y el único edil del PP, Pablo García, optó por la abstención. “Estoy a favor de las obras, peor debemos de ser el único municipio que asume obras que por competencia corresponden a Confederación”, argumentó el popular.

El alcalde, el socialista Tomás Fernández, destacó ayer la importancia de estas obras “especialmente para la planta de Arias en el municipio”, así como de los trabajos por importe de unos 500.000 euros iniciados hace tres semanas para reparar el argayo que desde hace años afecta a la carretera que une las localidades de Bueño y Palomar. “Son viejas demandas a las que queremos dar respuesta cuanto antes”, puntualizó.

Donde no hubo lugar a la discrepancia fue a la hora de aprobar la ordenanza a través de la cual el Ayuntamiento agilizará la ejecución de obras menores. A partir de ahora, los riberenses no precisarán licencia para acometer pequeñas reformas, pues faltará con registrar una declaración responsable en el Consistorio antes de iniciar los trabajos.

Por otra parte, los concejales aprobaron el desistimiento del proyecto para crear un polígono agrícola en la vega de Bueño mediante la expropiación de terrenos. Una medida esperada después de que el alcalde se decantase por una alternativa de concentración parcelaria con los mismos fines que impulsará este mandato junto a la consejería de Medio Rural.