DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo acumula este año 2,35 millones en contratos para asfaltar 35 calles

Un nuevo plan centrado en recuperar los viales de Buenavista y el Cristo seguirá al que la semana pasada concluyó en San Lázaro y Otero

Por la izquierda, Nacho Cuesta, Alfredo Canteli y el vecino Javier Fernández, durante su visita a las obras de asfaltado en la calle Padre Aller de Vallobín. | LNE

Por la izquierda, Nacho Cuesta, Alfredo Canteli y el vecino Javier Fernández, durante su visita a las obras de asfaltado en la calle Padre Aller de Vallobín. | LNE

Oviedo quiere sacar brillo a sus calles. Por eso, el Ayuntamiento impulsa planes sucesivos, centrados en los barrios, cuya consecución implica un notorio lavado de cara de la calles. El caso más reciente son los 649.000 euros que el municipio destina a pavimentar los viales de San Lázaro-Otero, principalmente, aunque también en otras zonas, cuyos trabajos finalizaron la semana pasada. A esta actuación le seguirá un nuevo proyecto, por importe de un millón de euros, para adecentar las calzadas del Cristo, Buenavista y alrededores, donde pronto comenzarán los trabajos. Todo esto, unido al contrato anual de mantenimiento de vías, de 700.000 euros, suma un montante de 2,35 millones destinados íntegramente a reasfaltados en lo que va de 2021.

El primer paquete de obras finalizó estos días en la calle Padre Aller de Vallobín, una de las pocas excepciones de un contrato orientado a realizar un auténtico lavado de cara de las principales vías de comunicación de San Lázaro y Otero. En estas zonas se repararon los firmes de las calles Otero, Villafría, Purita de la Riva, Julián Cañedo, Melchor García Sampedro, Velasquita Giráldez, Rafael Urrusti, plaza Luis Estrada, plaza Manuel Díaz, Cardenal Arce Ochotorena y arzobispo Lauzurica. Además, el contrato incluyó otras ocho calles en otros distritos. En este apartado figuran, además de Padre Aller, las calles Rafael Gallego, Aurora de Albornoz, Manuel Fernández Avello, Julio Álvarez Mendo, la calle Dinamarca del polígono del Espíritu Santo, la avenida del Cristo y Gil de Jaz, donde se incluye la renovación del colector.

Los esfuerzos del equipo de gobierno se centran en cerrar cuanto antes la redacción del nuevo contrato por importe de un millón de euros que, si bien se centrará en el Cristo y Buenavista, también incluirá alguna obra de urgencia en calles de otros distritos. La intención es sacar a licitación el contrato en próximas fechas y culminar su ejecución a lo largo del presente ejercicio económico.

El Ayuntamiento dispone todavía de 550.000 euros este año para pequeños arreglos en vías públicas

decoration

No serán los únicos trabajos de pavimentación para lo que resta de 2021. En paralelo, se realizarán labores de mantenimiento y conservación en diferentes puntos del municipio. El contrato de 700.000 euros para cubrir estas necesidades lleva ejecutados ya 150.000 euros en reparaciones. En la primera mitad del año, la contrata de este servicio abordó mejoras en varias calles céntricas del casco urbano como Uría, Argüelles o Independencia. También fueron objeto de pavimentaciones la calle Fray Ceferino, Marqués de Gastañaga, Campomanes, Martínez Marina, avenida de Galicia, avenida de Santander, plaza de Castilla, avenida del Cantábrico, Jesús Sáenz de Miera, Amsterdam, Chile, Puerto de Tarna y la glorieta de los Prados.

Prioridad

Desde el Consistorio consideran este tipo de actuaciones “una prioridad del mandato”, pues reconocen varios puntos de la capital donde el firme presenta un avanzado deterioro. A este respecto, consideran primordial la comunicación con los colectivos vecinales para conocer las principales necesidades en cuanto al mantenimiento y conservación de las principales arterias de comunicación urbanas.

Los contratos impulsados por la concejalía de Infraestructuras, en manos de Nacho Cuesta (Cs), para pavimentaciones se suman a otro de la misma área, adelantado ayer por LA NUEVA ESPAÑA. El Consistorio dotará de tecnología led a 5.000 puntos de luz de las farolas de tipo isabelino con tres lámparas. La finalidad de ese contrato es reforzar la iluminación de trece barrios y, a la vez, reducir el consumo eléctrico en un 80% al tiempo que minimizan la contaminación lumínica mediante una tecnología mucho menos contaminante que la convencional utilizada hasta ahora en las farolas de Oviedo.

Compartir el artículo

stats