Las obras de reforma del Palacio de los Deportes y la rotonda de la Cruz Roja, financiadas con fondos Edusi y programadas contra reloj para tenerlas ejecutadas antes de la Nochevieja de 2023, han aprobado su primer examen. Siete empresas se han presentado al concurso para hacerse con el proyecto de rehabilitación del edificio de Sánchez del Río y otras tres para hacerse cargo de la distribución del tráfico con la creación de una nueva plaza peatonal.

Los plazos son ajustados y la falta de ofertas durante los primeros días que estuvo abierta la licitación hicieron nacer las dudas en el equipo de gobierno. Pero, finalmente, los técnicos tienen ofertas suficientes para elegir. Al contrario de lo que resulta habitual, para estos proyectos el Ayuntamiento ha optado por un procedimiento restringido, en el que se reservan la potestad de eliminar de manera preliminar las ofertas de aquellas empresas que no les resulten convincentes.

“Estamos recibiendo una respuesta muy satisfactoria a las licitaciones de los grandes proyectos que tenemos en marcha. La maquinaria está funcionando y los plazos se están cumpliendo”, señaló ayer el concejal de Urbanismo, Nacho Cuesta. “El primer año de gobierno era el de los proyectos, y este, el del inicio de ejecución de las obras. Y lo hemos hecho con pandemia mundial mediante”, destacó. Ahora, las propuestas recibidas tienen que ser evaluadas antes de su adjudicación.

A la carrera contra el calendario que marca Europa para no perder los 10,3 millones de euros comprometidos durante el último mandato todavía le restan etapas. Tras esta primera fase, tendrán que salir a licitación las obras, la parte verdaderamente complicada de los proyectos y estas deberán ejecutarse en tiempo. De las tres actuaciones que se pretendían sacar a concurso y vinculadas a los fondos Edusi, todavía queda por licitarse la relativa al parque lineal. Aunque los técnicos apuntan a que es la que tiene menor complejidad de todas y que se podrá ejecutar con mayor celeridad que el resto.

Además, el Ayuntamiento también ha sacado a concurso otros dos proyectos de peso, la reforma del auditorio Príncipe Felipe, por el que ya se han interesado dos firmas, y el kiosco del Bombé, que escuchará ofertas hasta el próximo día 20.