Las tijeras del Alcalde cortaron la cinta azul y las nuevas oficinas de Aqualia quedaron oficialmente inauguradas. Las dependencias de la concesionaria de aguas en la ciudad darán servicio a toda la zona norte de España, todo el territorio desde el País Vasco hasta el de Asturias se gestionará desde el nuevo espacio de la calle de los Aparejadores. Las oficinas cuentan con una moderna sala desde la que se puede gestionar cada incidencia y cada contador de manera telemática. Ayer, la empresa presentó los locales ante una numerosa comitiva municipal en la que, además del Alcalde, estaban los tenientes de Alcalde Nacho Cuesta y Mario Arias y el concejal de Economía, Javier Cuesta.

Las oficinas de la empresa.

Alfredo Canteli señaló que las nuevas oficinas “suponen un plus de modernidad que redundará en la calidad de servicio al cliente” y de la buena relación entre las instituciones. “Aqualia no es una empresa más en Oviedo. Desde hace un cuarto de siglo forma parte importante de nuestra ciudad y ofrece un servicio fundamental”, señaló el Alcalde. El Regidor sacó pecho por la reactivación de las fuentes del Campo San Francisco y la puesta en funcionamiento de los “nuevos” depósitos del Cristo. Canteli también le dejó un recado al tripartito, representado en la inauguración por la anterior responsable de Infraestructuras, la socialista Ana Rivas. “Tenemos que mirar al futuro con optimismo y lejos de las hostilidades de los últimos años”, señaló el regidor durante su intervención. El Alcalde también afirmó que la red de hidrantes municipal está completamente revisada; “aunque algunos partidos quieran confundir a los ciudadanos”, añadió, en referencia a las últimas críticas de Somos Oviedo, que afirmó que el noventa por ciento de la red contra incendios no funciona.

El director general de Aqualia, Félix Parra, explicó que en las nuevas oficinas, que tienen un espacio de unos 1.000 metros cuadrados, trabajarán 38 empleados de la firma. Las depencias, contó Parra, están diseñadas “a imagen” de la empresa. “Diáfanas, transparentes, modernas”, en relación con los valores de la compañía. José Gabriel Lumbreras, director técnico de Aqualia, mostró, en tiempo real, la digitalización de la red de agua y saneamiento de Oviedo, la monitorización de todas las instalaciones y la gestión del big data apoyada por inteligencia artificial. Durante su intervención, Parra hizo referencia al “altísimo significado simbólico” que tiene la ciudad de Oviedo en la historia de la empresa de aguas. Hace dos años también inauguraron en la capital asturiana su laboratorio central, convertido en “referencia tanto a nivel nacional como europeo.