DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un joven y su abuela frenan, con una fregona y una silla, a una banda de atracadores: "Nos defendimos como pudimos"

El chaval y la mujer ahuyentaron a cuatro encapuchados que trataban de asaltar un bar de Santullano

El bar de Las Regueras donde los cacos se enfrentaron a unos vecinos esta noche.

El bar de Las Regueras donde los cacos se enfrentaron a unos vecinos esta noche.

Un joven de 20 años y su abuela se convirtieron a la una de la madrugada de hoy en héroes por un día. Armados con una silla y una fregona, respectivamente, ambos familiares consiguieron ahuyentar a cuatro hombres que trataban de asaltar con una tapa de alcantarilla el bar situado en el mismo edificio de su vivienda. "Fue todo muy rápido y nos defendimos como pudimos", explica Jonathan González, al que el intento de robo sorprendió bañando al perro.

La abuela estaba en el salón viendo la tele. De repente empezó a escuchar los golpes en la puerta. El joven, que estaba en el piso de arriba, bajó corriendo y al salir a la escalera exterior vio como tres hombres subían y su abuela trataba de espantarlos con la fregona. "Intenté sacarlos de ahí, empecé a darle golpes al que pude y seguro que para evitar que les pillara decidieron huir", señaló González, quien tras sacar de las escaleras a los allanadores trató de intimidarlos amenazándoles con una silla.

Según los testigos, eran al menos cuatro encapuchados que llegaron en un coche tipo ranchera con baca. "Estaba el motor encendido, así que es posible que hubiere uno más al volante", relató.

Si bien consiguieron que se fueran, la mujer, presa de los nervios, resultó herida sin saber ni siquiera el motivo. "Tenía una herida en la cabeza no sabemos si por una caída o por algún golpe que le dieron", explica González sobre una mujer que esta misma tarde se encontraba en el HUCA siendo explorada por los médicos para evaluar el alcance de la lesión.

Este episodio se produjo en medio de una oleada de robos e intentos que tuvieron lugar a partir de medianoche en Oviedo y alrededores. Entre las doce de la noche y las dos de la madrugada, varios hombres encapuchados asaltaron una clínica dental de La Tenderina, un taller de San Claudio, otro garaje de Trubia y un obrador de una conocida cadena de confiterías en San Lázaro.

Desde la Policía Nacional reconocen estar llevando con discreción las investigaciones y, aunque prefieren evitar atribuir los hechos a la conocida como "la banda del Seat", el modus operandi les sitúa como los principales sospechosos.

Compartir el artículo

stats