DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pasarela peatonal para conectar el Rancho, nueva puerta de entrada a la ciudad

El concurso para reurbanizar el primer tramo urbano de la “Y” exige diseñar un nuevo paso de “diseño cuidado” con vocación de “hito”

Las casas de Guillén Lafuerza, con la autopista al fondo.

Las casas de Guillén Lafuerza, con la autopista al fondo. luisma murias

La herida que abrió la autopista “Y” en el barrio de Guillén Lafuerza, entre las casas conocidas popularmente como el Rancho, acabará cicatrizando en forma de nueva puerta de entrada a la ciudad. Un nuevo paso peatonal de un lado a otro de esta manzana atravesada por la autopista que se convierta en “hito”, de “diseño cuidado” y que “representará de forma singular el acceso a la ciudad” es lo que exigen los pliegos para aquellos que quieran presentarse al concurso de reurbanización del primer tramo urbano de la “Y” que previsiblemente aprobará hoy la Junta de Gobierno.

En una de las tres primeras operaciones que el área de Urbanismo que dirige el concejal Nacho Cuesta lanza dentro del plan de rediseño del Bulevar de Santullano y su entorno (las otras dos son la nueva plaza de la Cruz Roja y la rehabilitación del Palacio de los Deportes) se incluye no solo lo conocido hasta ahora (zonas verdes, carriles bicis, supresión de las vallas entre las viviendas y la autopista y ejecución de nuevas aceras), sino “la resolución de la movilidad peatonal, para lo cual se proyectará una pasarela entre el fondo de la Calle Jacintos y la Calle Gardenias, que representará de forma singular el acceso a la ciudad”.

Esta idea de singularidad, que no se concreta porque queda al criterio de los autores de las distintas propuestas que se reciban, se refuerza algunos párrafos más adelante: “La pasarela”, explican los pliegos, “pretende convertirse en un hito del acceso a la ciudad por lo que su diseño, debe ser especialmente cuidado”.

El resto de la literatura del pliego del concurso insiste en los planteamientos ya conocidos sobre el “parque lineal” de la margen derecha de Santullano. Una reordenación en la que se tendrán en cuenta las necesidades de la población del entorno, como “espacios para el ocio, esparcimiento y práctica de juegos para niños y personas de edad, elementos vegetales, itinerarios para el paseo y conexión con el viario circundante, tránsito entre ambas márgenes de la actual autovía...”.

El Proyecto comprende la urbanización y reordenación de espacios de dominio público y titularidad municipal, de la margen derecha (sentido salida) de la antigua autopista A-66, desde el Palacio de los Deportes, hasta Ventanielles y El Rancho. La actuación, según la descripción del concurso, incluye la mejora de los accesos al viario desde el Barrio de Ventanielles (incluyendo el cuartel de la Guardia Civil) y la zona de El Rancho,

El ámbito sobre el cual se realizará el Proyecto queda delimitado al oeste por la Calle Río Dobra, al este por el culo de saco de la Calle Jacintos, al sur por las fachadas que miran a la A-66 y al norte por la mediana de ésta. También se resolverá el encuentro entre la nueva pasarela y la Calle Gardenias.

El plazo máximo para la presentación del proyecto de rehabilitación es de seis meses y el presupuesto de licitación sale en 169.400 euros con IVA.

Esta es una de las obras que se financian con cargo a los fondos europeos EDUSI, y la convocatoria deja claro que en este sentido se requiere también incluir procesos de participación. Esta cuestión, la de la interlocución con la sociedad a la hora de abordar esos problemas, o, más bien, su ausencia en este caso, es lo que el colectivo Imagina un Bulevar acaba de denunciar ante la UE, que ha anunciado que pedirá información.

Compartir el artículo

stats