Oviedo mantendrá a parte de la plantilla municipal, tanto de personal laboral como funcionarios, realizando teletrabajo más allá del fin de la pandemia. El concejal de Interior, el popular Mario Arias, alcanzó un acuerdo con los representantes de los trabajadores durante la reunión de la mesa de negociación. Pactaron la elaboración de unos protocolos que establezcan qué puestos se pueden desarrollar con esta modalidad de manera permanente, así como planes específicos para poner en marcha en casos excepcionales como la actual crisis sanitaria. “Somos un ayuntamiento pionero en esta materia”, señala el edil.

El teletrabajo será voluntario y solo reservado a plazas con determinadas características. Esta posibilidad será incluida en la Relación de Puestos de Trabajo del Consistorio y la intención es ponerlo en marcha cuanto antes. “Puede resultar muy importante para favorecer la conciliación familiar”, indica Arias, cuya concejalía también subraya ventajas como la posibilidad de reducir costes de equipamientos y desplazamientos tanto para los trabajadores como para el propio Consistorio.

Arias, también segundo teniente de alcalde, agradece la implicación de los jefes de servicio y los representantes de los trabajadores para alcanzar acuerdos de esta naturaleza. “Se están haciendo muchos esfuerzos para lograr para hacer cosas que nos beneficien a todos”, apunta Mario Arias, quien recuerda que desde el inicio de la pandemia se han conseguido numerosos acuerdos como el alcanzado recientemente para extender el protocolo de teletrabajo hasta finales del próximo verano.