Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cuatro casetas sociales de San Mateo podrán ser solicitadas por todos los colectivos del municipio: "Llegó el momento de la libertad", dice Festejos

El nuevo modelo festivo prevé otros 36 puestos gestionados por hosteleros en Porlier, el Cristo, el paseo de la Herradura y el Bombé

La zona de las casetas hosteleras del Bombé durante el último San Mateo que se pudo celebrar antes de la pandemia.

La zona de las casetas hosteleras del Bombé durante el último San Mateo que se pudo celebrar antes de la pandemia.

Cualquier tipo de asociación constituida legalmente y con actividad demostrable en el municipio de Oviedo podrá optar a regentar una de las cuatro casetas sociales que se habilitarán en la calle Eusebio González Abascal, junto a Porlier, en las próximas fiestas de San Mateo, previstas del 10 al 21 de septiembre. Así se refleja en las bases que regularán la adjudicación tanto de estos cuatro puestos como de los otros 36 repartidos entre el paseo del Bombé, el paseo de la Herradura, Porlier y el parque del Truébano, a los que tendrán la oportunidad de aspirar todos los empresarios hosteleros locales. “Llegó el momento de la libertad y de cambiar a mejor”, indica la concejala de Festejos, la popular Covadonga Díaz, para defender un nuevo modelo festivo que considera “un cambio a mejor para modernizarse y renovarse”.

Las casetas serán adjudicadas por un tiempo de tres años mediante sendos concursos en los que podrán participar cualquier colectivo sin ánimo de lucro, en el caso de las cuatro casetas sociales del Antiguo, y cualquier empresario con algún tipo de licencia de actividad hostelera para alguno de los 36 puestos repartidos por el centro y el Cristo.

Ubicaciones de las casetas hosteleras para el próximo San Mateo

Calle Eusebio

González Abascal

Paseo de

la Herradura

4 casetas

de 6 m x 3 m

4 casetas

de 6 m x 4 m

Plaza de Porlier

Parque del

Truébano

8 casetas

de 6 m x 4 m

4 casetas

de 6 m x 4 m

Paseo del Bombé

20 casetas

de 4 m x 3 m

Ubicaciones de las

casetas hosteleras para

el próximo San Mateo

4

1

5

2

3

Paseo de

la Herradura

4 casetas

de 6 m x 4 m

1

2

Paseo del Bombé

20 casetas

de 4 m x 3 m

Parque del

Truébano

4 casetas

de 6 m x 4 m

3

Calle Eusebio

González Abascal

4 casetas

de 6 m x 3 m

4

Plaza de Porlier

8 casetas

de 6 m x 4 m

5

Ubicaciones de las casetas hosteleras para el próximo San Mateo

Calle Eusebio

González Abascal

Paseo de

la Herradura

4 casetas

de 6 m x 3 m

4 casetas

de 6 m x 4 m

Plaza de Porlier

Parque del

Truébano

8 casetas

de 6 m x 4 m

4 casetas

de 6 m x 4 m

Paseo del Bombé

20 casetas

de 4 m x 3 m

La denominada como “zona 5” de las fiestas, en Eusebio González Abascal, contará con cuatro puestos de 18 metros cuadrados que serán gestionados por asociaciones sin ánimo de lucro inscritas en el Registro de Entidades Ciudadanas. Dicho de otra forma, colectivos vecinales, culturales, deportivos u organizadores de festejos tendrán la oportunidad de optar a explotar durante los 12 días de fiesta, siempre y cuando formalicen su solicitud en plazo de quince días desde la publicación en el BOPA de la convocatoria que será abierta próximamente.

En caso de haber un mayor número de solicitantes que puestos, algo muy probable al tratarse de cuatro casetas para este tipo de entidades, un sorteo público determinará quiénes son los colectivos agraciados. “Espero que sirvan para acoger asociaciones deportivas, sociales y vecinales y no grupos políticos porque eso es el pasado”, apuntó Díaz, en referencia a un tipo de asociaciones que, entre otras cosas, deberán acreditar el respaldo de una masa social y un programa de actividades desarrolladas a lo largo del año y no solamente durante las fiestas de San Mateo.

Estos criterios resultan menos restrictivos que los inicialmente previstos, pues el equipo de gobierno pretendía dejar fuera de la convocatoria a determinadas asociaciones vinculadas con los chiringuitos clásicos por su supuesta relación con partidos políticos. Finalmente, han decidido abrir la convocatoria a todo el espectro asociativo.

El Cristo tendrá cinco días más de celebraciones, hasta la romería del Truébano

En lo que respecta al resto de escenarios, destaca la excepcionalidad del Cristo, donde por primera vez se habilitarán cuatro casetas en el parque del Truébano, que estarán en funcionamiento durante cinco días más que el resto, hasta el 26 de septiembre, domingo, cuando está prevista la celebración de la romería del barrio. El texto permite que las casetas estén instaladas hasta la última jornada de una programación que, según la plataforma SOS Viejo HUCA, organizadora de los actos locales, contará con eventos para públicos de todas las edades desde el 10 de septiembre hasta la última jornada festiva.

Por su parte, el paseo del Bombé repetirá el formato de éxito de las últimas ediciones con alguna modificación. Habrá 20 casetas de 12 metros cuadrados gestionadas por hosteleros, pero en esta ocasión se pondrán a la larga de uno de los márgenes, en la parte superior del Campo. Cerca de allí, en el paseo de la Herradura estará el otro nuevo escenario de las fiestas, pues el entorno del Pavo Real albergará otras cuatro casetas, en este caso de 24 metros cuadrados.

Los nuevos puestos tendrán las mismas dimensiones de 24 metros cuadrados en la plaza Porlier, escenario por excelencia de los chiringuitos clásicos desde el año 1983, donde ahora se situarán ocho chiringuitos de nueva generación bajo la dirección de empresarios de unos de los sectores económicos más dañados por la pandemia.

Festejos aspira a convertir estos cinco escenarios en los puntos calientes de unas fiestas cuyos conciertos se celebrarán de nuevo en el Auditorio. Los planes de la edil Covadonga Díaz pasan por poder vender 1.500 entradas para cada recital, siempre y cuando la situación sanitaria lo permita. Los precios serán los contemplados en las ordenanzas municipales, que van desde los 10 hasta los 28 euros, dependiendo de diferentes criterios técnicos.

La edil defiende todos estos cambios como un giro de tuerca necesario para hacer mejorar la calidad de los festejos. “El modelo de 1983 se había quedado obsoleto y creemos que esta propuesta es la mejor para la ciudad, sobre todo en esta situación especial de crisis sanitaria en la que nos encontramos”, sostiene la también concejala de Juventud del Ayuntamiento de Oviedo.

Compartir el artículo

stats