El alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, ha pedido "orden" y "comportamiento" a los jóvenes que quieran disfrutar del ocio nocturno de la ciudad con el fin de que no ocurran incidentes como el de la madrugada del pasado domingo, cuando resultó herido un agente de la Policía Local tras recibir el impacto de una botella en la plaza del Paraguas.

Canteli, que ha hecho estas declaraciones después de presidir el minuto de silencio convocado por el Consistorio en repulsa de la violencia machista, ha pedido a la juventud que "se comporte" para que no vuelvan a "cerrar la noche" de Oviedo.

La madrugada del domingo se registraron enfrentamientos entre jóvenes y la Policía Local de Oviedo, en la zona del Antiguo, después de que los agentes detuvieran a un grafitero en la calle Ecce Homo, en unos incidentes en los que tuvieron que intervenir la Policía Nacional y que duraron hasta que un agente de este Cuerpo realizara un disparo con su escopeta descargada.

Estos sucesos han provocado una reunión de los integrantes de la Concejalía de Seguridad Ciudadana de Oviedo, José Ramón Prado, para tratar este asunto y está previsto que tanto los representantes de esta Concejalía como los de la Policía Nacional en Oviedo se reúnan para debatir sobre los incidentes ocurridos en las madrugada del domingo, según han informado fuentes del Consistorio.

El agente, que resultó herido tras recibir el impacto de una botella lanzada por los jóvenes que se congregaban en ese lugar después de que se procediera a la detención de un grafitero, tuvo que ser trasladado al HUCA para recibir tres puntos de sutura.

"La mayoría parece que estaban celebrando el fin de curso. Creo en la juventud pero cuando hacen esas cosas a veces me queda una pequeña duda. Espero que no vuelva a pasar", ha subrayado Canteli, que también ha presidido el acto de entrega de diplomas a los "Grandes Donantes", organizado por la Hermandad de Donantes del Principado de Asturias.

El alcalde ha querido dejar constancia de la "repulsa total" del Consistorio sobre los sucesos que están pasando en España, "en los que tantas mujeres están cayendo", y, en especial, ha hecho mención sobre la situación de la hermana pequeño de Tenerife, Anna, cuyo cuerpo están intentando encontrar en el océano Atlántico.