La Corporación local del Ayuntamiento de Oviedo, a excepción de los dos concejales de Vox, ha suscrito una declaración institucional con motivo del Día internacional del orgullo LGTBI.

En el documento, PP, Ciudadanos, PSOE y Somos coinciden en la necesidad de adoptar desde los ayuntamientos un enfoque "basado en la cercanía a la realidad social", priorizando los derechos humanos.

El texto, que se someterá a votación en el pleno municipal, refleja que los Ayuntamientos, Diputaciones Provinciales, Cabildos y Consejos Insulares, son "garantes de la efectividad de una estrategia clara de lucha por la igualdad y en la defensa de la convivencia ciudadana y agentes esenciales insustituibles de la protección de los derechos y libertades de toda la ciudadanía y defensores de la no discriminación, con independencia de la raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".

En el decimosexto aniversario de la aprobación del "matrimonio igualitario" en España, el Ayuntamiento de Oviedo ha acordado "condenar enérgicamente cualquier discriminación contra las personas LGTBI y sus derechos fundamentales, incluida la incitación al odio".

Asimismo, recuerdan la importancia de tomar medidas concretas para poner fin a la discriminación contra las personas LGTBI; manifiestan su "especial preocupación" ante el repunte del "discurso del odio" e instan a las instituciones y a la sociedad civil a que intensifiquen su trabajo sobre el intercambio de mejores prácticas y refuercen su cooperación en la lucha contra el racismo, la xenofobia, la homofobia, la transfobia y otras formas de intolerancia.

Reconocen asimismo la importancia de recopilar datos de igualdad comparables y desglosados recopilados por territorios, que permitan medir el alcance total de la desigualdad en España y formular políticas "significativas" para la aplicación del Derecho de igualdad de la UE.

Muestran también su disposición a apoyar todas aquellas acciones locales, regionales, nacionales y europeas que tengan por finalidad la promoción de la igualdad, especialmente las dirigidas a luchar contra los estereotipos y a mejorar la aceptación social de las personas LGTBI.

Por último, reconocen el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil que trabajan por los derechos de las personas LGTBI y el valor de la colaboración con las Autoridades Locales "para poner fin a cualquier discriminación existente y seguir impulsado unas políticas públicas igualitarias e inclusivas".