Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ocio nocturno pide reabrir las pistas de baile tras un fin de semana más tranquilo

Dos tercios de las 56 multas impuestas por la Policía Local entre el viernes y el domingo fueron por hacer botellón o no llevar la mascarilla

La Policía Local, realizando un control antibotellones el pasado viernes por la noche en el Antiguo. | Miki López

La Policía Local, realizando un control antibotellones el pasado viernes por la noche en el Antiguo. | Miki López

“Las pistas de baile son nuestra seña de identidad y necesitamos reabrirlas para ser rentables”. El ocio nocturno admite un importante repunte en el consumo, pero lo considera “insuficiente” y por ello reclama a las administraciones ir más allá permitiéndoles “volver a las licencias habituales”. Es la reivindicación que lanza el presidente de la Asociación de Bares de Copas (ABACO), Pepe Reina, después de un fin de semana “mucho más tranquilo” en cuanto a incidencias que el anterior, en el que, no obstante, los operativos policiales se saldaron con 19 multas municipales por hacer botellón y 18 por no llevar mascarilla en la vía pública.

La batalla campal producida en la madrugada del domingo de la semana pasada en las inmediaciones de la plaza del Paraguas llevó a la Policía Local y la Policía Nacional a poner en marcha operativos compartidos. La mayor atención a los “puntos calientes” de la noche ovetense, unida al mal tiempo, se tradujo en un mayor control de la situación y en un descenso de las incidencias, cuantificadas en 56 multas municipales por incumplir la normativa sanitaria.

Los agentes locales realizaron una veintena de despliegues por zonas de botellón, donde dieron caza a 19 infractores, cuyas denuncias suponen un tercio del total de las realizadas a lo largo de todo el fin de semana. A escasos siete días del previsible fin de la obligación de usar mascarilla en zonas exteriores, los policías cazaron a 18 personas sin la protección debida por el Antiguo.

En la parte hostelera también hubo incumplimientos. En concreto se propuso para sanción a una decena de establecimientos de hostelería y restauración que incumplieron alguna de las normas sanitarias, bien en el interior o en las terrazas. Excesos de aforo, atenciones en barra y utilizaciones de pistas de baile son algunos de los supuestos registrados en las actas levantadas por la Policía Local.

En total se realizaron 313 inspecciones y se identificó a 369 personas para levantar un número de expedientes sancionadores inferior al de semanas anteriores, incluso cuando el ocio nocturno todavía no estaba abierto. Es por esta razón que los hosteleros reivindican la posibilidad de reabrir las pistas de baile, con exhaustivos controles de asistencia y medidas como la utilización de las mascarillas o la distancia como condicionantes.

Castigos ejemplares

Sobre los puntuales incumplimientos, los hosteleros se defienden reclamando un mayor control y castigos ejemplares por parte de las autoridades. “El que la haga que pague, pero que se deje respirar a los cumplidores”, apunta el propietario de un local de ocio nocturno del casco histórico, ligeramente satisfecho por los recientes alivios de las restricciones. “Se han dado unos pequeños pasos, pero estamos lejos de tener la suficiente rentabilidad como para sobrevivir”, indica el empresario en sintonía con lo reivindicado por la asociación local del gremio.

Compartir el artículo

stats