Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Aramo, cantera de químicos: los alumnos del instituto copan el podio de la Miniolimpiada

“Soy de ciencias desde pequeño”, dice Jesús González, ganador de la prueba por delante de sus compañeras Beatriz González y Lola Gayol

Por la izquierda, el vicerrector de Estudiantes, Alfonso López Muñiz; la decana de la Facultad de Química, Susana Fernández González; los premiados, Beatriz González, Lola Gayol y Jesús González, y el presidente de la Asociación de Químicos del Principado, Miguel Ferrero, tras la entrega de los premios. | LNE

Por la izquierda, el vicerrector de Estudiantes, Alfonso López Muñiz; la decana de la Facultad de Química, Susana Fernández González; los premiados, Beatriz González, Lola Gayol y Jesús González, y el presidente de la Asociación de Químicos del Principado, Miguel Ferrero, tras la entrega de los premios. | LNE

La ciencia asturiana tiene en el IES Aramo una peculiar incubadora de talentos. La Miniolimpiada de Química acaba de coronar al centro ovetense como un referente, pues tres de sus alumnos copan los tres primeros puestos de la competición celebrada de manera telemática el pasado 29 de mayo con la participación de 120 alumnos de 3º de la ESO de toda Asturias. “Soy de ciencias desde que las conocí”, indicó el ganador, Jesús González, tras recibir el diploma acreditativo y la táblet del primer premio en un acto compartido ayer con sus compañeras Beatriz González y Lola Gayol, segunda y tercera clasificadas, así como el también alumno del centro Diego Antúnez, que recibió una de las diez menciones de honor, en el Vicerrectorado de Estudiantes de la Universidad de Oviedo.

González, vecino de Otero, tiene claro por donde irán los tiros de su futuro académico. “No sé si estudiaré química en concreto, pero algo de la rama de ciencias seguro”, apunta este excelente estudiante de 14 años a escasos días de recibir unas notas que augura “muy buenas” tras un curso atípico alternando los estudios con aficiones como el ajedrez, disciplina en la que destaca, llegando a alzarse con un subcampeonato regional.

La segunda clasificada, María Beatriz Milans del Bosch, no oculta su satisfacción por haberse alzado con la medalla de plata. “Éramos muchos alumnos y el nivel altísimo”, indica sobre una competición que no le impidió obtener la segunda máxima puntuación en el ejercicio de cuarenta preguntas tipo test con cuatro opciones por respuesta al que se enfrentaron bajo la vigilancia telemática de un profesor. “Las preguntas no eran nada fáciles”, indica la alumna ejemplar y gran entusiasta del tenis.

“No me lo esperaba, estoy muy orgullosa”, proclama Lola Gayol, la tercera clasificada, pero la primera en cuanto a felicidad por haber recibido el reconocimiento de la Universidad de Oviedo. Jugadora de baloncesto, aficionada a la pintura y a la cerámica, esta chica que está a punto de promocionar a 4º de la ESO atribuye el éxito de su instituto en la competición al valor de sus profesores, especialmente Ana Isabel Cuesta, que fue la encargada de prepararlos en clase para participar en las mejores condiciones. “Hay un nivel de exigencia mayor que en otros centros, y eso se traduce en resultados y una satisfacción al final del curso”, explica Gayol.

Además de los tres primeros premiados, recibieron menciones de honor los alumnos Julio Polledo (IES Víctor García de la Concha), Alejandro Huergo y Elena García (Monte Naranco, de Oviedo), Yaiza Rodríguez (San Fernando, de Avilés), Javier del Cueto (San Ignacio, de Oviedo), Hermes París (Nava), Lucía Díez de Tejada (Arzobispo Valdés Salas, de Salas), Laura Casedo (IES Llanera), y Sara González (Fernández Vallín, de Gijón).

Compartir el artículo

stats