El centro social de Sograndio estrenará ascensor en dos meses. Así lo anunciaron ayer fuentes de la concejalía de Infraestructuras después de lograr poner en marcha unas obras incluidas en el “Plan 30” de pequeñas obras impulsado el año pasado que en este caso se había retrasado debido a cuestiones técnicas.

La concejalía de Infraestructuras está acometiendo ya la instalación del ascensor-elevador que convertirá a este centro en accesible, dotándolo de un equipamiento del que carecía hasta ahora. Desde el departamento dirigido por el concejal de Cs Nacho Cuesta dan por hecho que el nuevo servicio esté disponible en el plazo máximo de 60 días. El plazo estimado supone que el ascensor estará listo de cara a la reapertura del equipamiento, programada para después del verano tras año y medio cerrado a causa de la pandemia.

De la misma manera, en la parroquia de Ules, en el Naranco, la concejalía de Infraestructuras está procediendo a la reparación del ascensor instalado en el centro social de la localidad desde hace más de una década, para su entrada en funcionamiento después del verano.

Accesibilidad

La concejala de Centros Sociales, Lourdes García, visitó en la jornada de ayer la obra de ambos equipamientos con la ingeniera del servicio Paz Carrasco, donde celebró “una obra muy demandada por los vecinos de esta zona, con un centro social que necesitaba este proyecto de accesibilidad, dado que muchos de los usuarios son personas mayores”. Del mismo modo, García celebró que “gracias a esta mejora, conseguimos un equipamiento accesible para todos los vecinos”, señala la también edil de Educación.