Como una fiesta llena de brillo, reflejos y matices. Así lució ayer la pasarela de “Oviedo Tendenza”, en la que mostraron sus creaciones Maison Mesa, Ángel Schlesser (cuyo director creativo es el propio Juan Carlos Mesa), estudiantes de la escuela Esne y la asturiana Elisa Álvarez, creadora de Cyrana.

Propuesta de Cyrana. | F. R.

Propuesta de Cyrana. | F. R.

Mesa, uno de los escasos diseñadores españoles que mantienen su propia marca y a la vez dirigen otra firma, presentó la colección “Rave”, una oda a los bailes y las fiestas en las que todos acaban danzando como si fuesen una sola persona. “He querido dar esa visión de comunión entre todos, que tanto echamos de menos. Me gusta hacer ropa para las personas, no para las tiendas ni para arrasar; concibo la costura como un modo de cubrir las necesidades de la gente”, asegura.

Propuesta de Cyrana. | F. R.

Propuesta de Cyrana. | F. R.

Mesa, madrileño de madre gallega, es uno de los padrinos de la Pasarela Campoamor, a la que ha acudido en varias ocasiones. “No me supone un problema dirigir dos firmas; normalmente quiero hacer tantas cosas que así tengo la oportunidad de contar dos historias al mismo tiempo”, señala.

La colección de Ángel Schlesser se ancla en el arte y la esencia minimal de la firma. “ Soy fiel seguidor de la Bauhaus y de la obra de Mies van der Rohe y eso se plasma en estos trajes”, cuenta Juan Carlos Mesa.

La arquitectura cobra aún mayor realce a la hora de inspirar ropa que reproduce el brillo del mármol en la seda, lúrex y estampados que adquieren funcionalidad, más allá de su propio componente estético. “Un edificio de Van der Rohe de 1920 sería ahora lo más moderno; por otro lado, tampoco hay nada más clásico, esa es la esencia que quiero transmitir en esta ropa”, explica Mesa.

“El minimalismo no está reñido con lo ‘sexy’ ni con la diversión; me gusta recuperar esa esencia del primer Schlesser que era el rey del color y de la lentejuela”, señala Mesa, que declara su admiración por las mujeres en todas sus facetas.

“Me encantan las mujeres tal cual son, todas tienen algo especial”, resalta el creador, que reivindica el espíritu festivo que se ha ido con la pandemia.

Otra de las triunfadoras de la noche fue la sierense afincada en Gijón Elisa Álvarez (Cyrana), artífice de la marca que lleva el mismo nombre, inspirada por el personaje literario Cyrano de Bergerac. Madison es el nombre de una colección inspirada en aquellos divertidos años setenta y ochenta del siglo pasado, cuando la discoteca Studio 54 era el centro de la vida social neoyorquina, con asiduas visitantes como Bianca Jagger o Marisa Berenson. Los grandes cuellos de piel, las prendas de abrigo cortadas al detalle y los trajes armados al cuerpo con maestría son algunos de los rasgos de las propuestas de Cyrana, defensora de la piel natural, que considera la alternativa más ecológica.

Ruiz de la Prada

Los desfiles, que tuvieron el jueves como protagonista a Ágatha Ruiz de la Prada, se enmarcan dentro del paraguas de la Semana de la Moda ovetense y se convierten en protagonistas de las actividades promovidas por el Ayuntamiento sobre diseño. En la organización participan tiendas locales, algunas de las cuales venden las piezas de los diseñadores participantes y que colaboran con los organizadores en el desarrollo de la actividad dirigida por Graciela Suárez Viñuela.

La intención de los desfiles, que se celebraron ayer en el Calatrava, aunque en principio estaban previstos para el paseo del Bombé, es aunar en el mismo escenario a diseñadores distinguidos junto a nuevas promesas y estudiantes de diseño.

En esta ocasión, se ha aprovechado el contexto de la campaña “Oviedo origen del camino” para traer a la ciudad a diseñadores vinculados a la cornisa cantábrica.