Los empresarios del ocio nocturno de Oviedo que se quieran acoger a esa excepcionalidad que el Ayuntamiento han planteado para que puedan seguir abiertos a pesar de la norma regional que suspende su actividad, también podrán pedir las ayudas al sector que ha anunciado esta mañana el Principado. Así lo confirmó en rueda de prensa la consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, desligando que los bares de copas de Oviedo opten por seguir funcionando como locales de hostelería de la posibilidad para solicitar ayudas.

La consejera portavoz del Gobierno, Melania Álvarez, respaldó también la resolución de la concejalía de Urbanismo que busca en esta solución, la de abrir en horarios de hostelería, sin música amplificada y sin pista de baile, una forma de aliviar la situación del sector. "Es una opción que ha tomado como válida el Ayuntamiento de Oviedo, y no ha sido el único", razonó Melania Álvarez, "y es una decisión que respetamos totalmente como respetamos la autonomía municipal en la toma de decisiones", concluyó.

El argumentario jurídico de la resolución de Urbanismo cita la última resolución de Salud pero interpreta que no toda la actividad de los locales cuya actividad suspende entran dentro del espíritu de esta norma: “El objetivo que persigue la Resolución de la Consejería de Salud es limitar el desarrollo de actividades que supongan un mayor riesgo para salud pública, especialmente entre el público juvenil (15 a 40 años). En este sentido, es posible concluir que no todo el contenido que cabe desarrollar en los establecimientos es susceptible de generar tales riesgos”. La resolución razona, en este sentido, que la actividad puramente hostelera (consumo de comida y bebida) no puede entrañar mayor riesgo en un local de este tipo que en uno de hostelería si esta actividad se somete a las mismas condiciones, el cierre a la una de la madrugada.

Invoca, por último, el respeto a los principios de igualdad, proporcionalidad e intervención mínima, más en los casos en que se limiten derechos individuales y basándose en la Ley de Régimen Jurídico del sector público para concluir que con una comunicación previa este tipo de locales de ocio nocturno podrán funcionar como locales de hostelería.

Fuentes municipales indicaron que esta misma opción, cuando se habilitó en el anterior desconfinamiento, tuvo una acogida limitada, de unos quince locales en la ciudad.