Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canteli confía en aprovechar La Vega para dejar “un Oviedo mejor y más próspero”

El Alcalde afirma que de la operación dependen “grandes proyectos” de conocimiento, culturales, de actividad económica y de innovación

Alfredo Canteli, ayer, durante su discurso en la Fábrica de Armas de Trubia.

Alfredo Canteli, ayer, durante su discurso en la Fábrica de Armas de Trubia.

“La Fábrica de Armas marca el futuro de Trubia y el futuro de Oviedo”, afirmó ayer el Alcalde, Alfredo Canteli, durante su intervención en la presentación del libro de Actas del 225.º aniversario de la factoría trubieca, editado por el RIDEA. La de Trubia es uno de los principales polos de desarrollo de la localidad industrial y la de La Vega es la que se quiere convertir en llave del futuro de la capital. El regidor reafirmó ayer el plazo para que las negociaciones a tres bandas entre Ayuntamiento, Principado y Ministerio de Defensa lleguen a su punto de ebullición y las conversaciones empiecen a plasmarse en documentos oficiales. Septiembre es el mes elegido. A la vuelta del verano, los técnicos deberán tener listo el instrumento de reparto de los terrenos y se pueda empezar a financiar la reurbanización de la zona. Todo, finalizó el Alcalde, para “dejar en herencia un Oviedo mejor y más próspero”.

De la operación dependen, en palabras de Canteli, “grandes proyectos de conocimiento, de generación de actividad económica y empleo y de innovación en nuevos sectores y también en el mundo de la cultura”. Todo esto ya se ha ido esbozando a grandes rasgos a través de las sucesivas conversaciones que los representantes municipales y regionales han mantenido con el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa, que es quien lleva la voz cantante en el Ministerio sobre el futuro de la Fábrica.

En el reparto de los terrenos, a Oviedo le quedará un gran parque público en la zona alta del recinto, donde ahora se levantan las antiguas casas de los militares y unos inmuebles que se destinarán, especialmente, al uso cultural. La puerta que abrieron la Noche Blanca, la Fundación Princesa y las últimas iniciativas culturales de este equipo de gobierno se seguirá transitando una vez esta parte de los terrenos pasen a ser de titularidad municipal.

En el corazón del viejo recinto industrial tendrán cabida esos grandes proyectos de generación de empleo e innovación. En las grandes naves de La Vega se pretende que aterricen grandes compañías que generen empleo y conocimiento. En principio, la voluntad de los actores de la negociación, es que pertenezcan a los sectores tecnológico, farmacéutico y biosanitario. Para llegar a este punto, en principio, no habrá una compra. Defensa tendrá en propiedad unos solares en la parte baja que ganarán edificabilidad y de los que obtendrá el rédito económico necesario para ver rentable la operación.

Compartir el artículo

stats