El mundial de los quesos que acogerá el Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedo del 3 al 6 de noviembre sigue creciendo y generando nuevas expectativas a medida que avanza el calendario. Esta mañana, el director general de Capsa Food, José Armando Tellado, firmó un convenio con la directora del Instituto del Queso, Luisa Villegas, por el que Central Lechera se incorpora como socio preferente al World Cheese Award. Como compañía láctea, explicó Tellado, Capsa está en plena transformación, para aumentar su internacionalización y también para convertirse en uno de los tres primeros operadores queseros nacionales. En este afán, la implicación en el World Cheese Award de Oviedo será una ocasión para tener presencia y exposición internacional, para llevar su queso de cabrales Cueva del Molín y su nueva gama Flor de Burgos de quesos frescos.

Tellado explicó que serán jornadas "para disfrutar de Oviedo y del queso" pero también para competir entre esas 4.000 variedades que el certamen quiere conseguir reunir. La cifra, explicó Luisa Villegas, sería un récord para esta competición internacional, que en sus mejores ediciones ha sumado 3.400 tipos de quesos. Central Lechera tendrá dos expositores especiales pero también quiere conseguir ganar algún premio.

Durante la presentación del convenio, sellado en el edificio social de Capsa, en Siero, la directora del Instituto del Queso agradeció a Capsa su colaboración y explicó que el éxito de la candidatura de Oviedo como sede de estos World Cheese había tenido mucho que ver con ser este un territorio en el que el colectivo ganadero ya tiene resuelta la comercialización de sus productos en términos cooperativos a través de Capsa.

Sobre el festival, detalló que habrá una parte festivalera para visitar y comprar, un mercado del queso, un vestíbulo dedicado a las empresas pero también un laboratorio de la sidra, "cider lab", donde se podrán degustar distintos tipos de maridaje entre variedades de queso y palos de los distintos lagares. La exposición en el Calatrava se completará con una zona de "orígenes", dedicada a los productos certificados y habrá también una parte muy importante de empresas y reuniones, donde Asturex, la sociedad de Promoción Exterior del Principado de Asturias, estará muy presente.

Este aspecto, coincidieron Luisa Villegas y la directora de Desarrollo Rural, Begoña López, es clave a la hora de que el World Cheese se convierta también en la plataforma para la expansión de las 331 variedades de quesos de Asturias, procedentes de 97 queserías. "Estamos convencidas de que Asturias puede ser la mayor mancha quesera del mundo y para nuestros productores es más fácil trabajar su presencia en Oviedo que no mandar su producto a una feria en Japón", concluyó López.

En cuanto a la fase de concurso, habrá 280 jueces entre importadores y exportadores, científicos, fondos de inversión y periodistas. Esos jurados seleccionarán a los "superoro" que luego se jugarán entre solo 80 finalistas el premio al mejor queso del mundo.

El Alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli, agradeció el apoyo del Principado a la hora de pensar "que Oviedo algún día podía estar aquí", y también extendió sus palabras a Central Lechera: "Sin vosotros no sería lo mismo". El regidor bromeó reclamando ya ser quien entregue el premio y defendió el carácter regional de la programación: "Se entrega en Oviedo pero esto es para toda Asturias".